Las decisiones más ridículas de los videojuegos

Las decisiones más ridículas de los videojuegos

Atención, este artículo contiene SPOILERS de Resident Evil 7.

Una de las grandes particularidades de los videojuegos a diferencia de otras disciplinas artísticas y centradas en la narrativa es que muchos de ellos nos dan la capacidad de definir nuestra propia historia a través de diferentes decisiones. Sin embargo, algunas de ellas pueden llegar a sorprendernos negativamente al darnos cuenta de lo tremendamente ridículas o fuera de lugar que han estado.

Es por ello que en nuestro nuevo reportaje queremos hablarte sobre algunas de las elecciones más sorprendentemente ridículas a las que hemos tenido que hacer frente en videojuegos de ahora y de siempre. Sin más dilación te dejamos con algunas de estas decisiones que forman parte de nuestras propuestas personales, pero como siempre te invitamos a que nos indiques las tuyas propias en la caja de comentarios.

Fallout 3

En el final de Fallout 3 teníamos la misión de cumplir el sueño de nuestro padre: conseguir que el purificador de agua funcionara y nutriera de agua potable a todo el Yermo. La decisión final consistía en saber si seríamos nosotros o nuestra acompañante quien entrara en la sala radiada que pondría fin a nuestra vida. La cosa es que podíamos de llevar de compañero a Fawkes, que es inmune a la radiación, para librarnos de la muerte, pero no se nos daba esa opción.

Far Cry 3

Supuestamente esta decisión en Far Cry 3 debía ser difícil de tomar, pero suponemos que solo lo será para aquellos que no tengan muy claras las cosas. Y es que estamos hablando de un momento del juego en el que teníamos que elegir si convertirnos definitivamente en Rambo y unirnos a Citra o sacrificar a nuestro grupo de amigos, entre los que se incluye nuestra novia. Nosotros lo tuvimos claro. ¿Y tú?

Resident Evil 7

Algo similar ocurre en el reciente Resident Evil 7, en el que Ethan va tras la pista de su desaparecida novia Mia Winters, que ha cambiado de forma radical por culpa de una infección de origen desconocido. Tras pasar mil y un apuros en la mansión de los Baker el juego nos permite elegir si queremos salvar a Mia o a Zoe, quien nos ha ayudado a llegar hasta ahí. Lo sentimos, Zoe, pero no tiene ningún sentido narrativo salvarte.

BioShock Infinite

La tercera y última entrega de la saga BioShock nos dejaba tomar pequeñas decisiones que cambiaban poco o nada el resto del juego. La primera de ellas es una en la que nos dejan escoger si tirar o no una pelota contra unas personas que están ridiculizando a ciudadanos negros de Columbia. Da igual lo que elijas, pues antes de que te des cuenta tendrás a unos policías encima impidiéndotelo.

Mass Effect 3

A lo largo de las tres entregas de Mass Effect habíamos tomado decisiones de todos los colores y formas y habíamos cambiado para siempre el destino de la galaxia. Sin embargo en la conclusión de la tercera parte, ya lo sabes bien, nada de ello importó. En el momento clave tan solo se nos daba a elegir tres opciones: una roja, una azul y una verde. Ni el final extendido más tarde publicado hizo que Mass Effect 3 fuera mejor considerado por los fans.

inFamous

Cole MacGrath tenía la opción de ser un héroe que ayudara de forma desinteresada a la gente más necesitada o un auténtico impresentable que actuara con maldad sin motivo alguno. Un ejemplo de ello es cuando asegura un cargamento de comida y puede decidir si dárselo a la gente que está hambriena y asustada o freirlos a calambrazos hasta que se vayan y quedarse él con la comida que realmente no necesita.

Game of Thrones

En la adaptación de Telltale de Juego de Tronos íbamos a un intercambio en el que estaba presente Ramsay Bolton. En un momento dado, si nos cansábamos de la negociación, podíamos liarnos a flechazos, lo que acababa con la vida de todos nuestros personajes. En ese momento aparecía un cartel de Game Over y volvíamos a un punto anterior, obligándonos a tomar otra decisión. ¿Pero qué demonios hiciste, Telltale?

Cerrar