Las enfermedades más desagradables de los videojuegos

Las enfermedades más desagradables de los videojuegos

En los últimos años han aflorado los videojuegos cuya temática principal versa sobre el apocalipsis, la decadencia de la humanidad y una pandemia de proporciones bíblicas. Todo ello tiene como punto en común una enfermedad o un virus que elimina gran parte de la población mundial o transforma a muchas personas en seres agresivos e inconscientes de sus actos violentos.

Es por ello que hoy hemos querido echar la vista atrás y recopilar algunas de las enfermedades y virus que nos han dejado los videojuegos en los últimos tiempos y recordar cuáles eran sus efectos y consecuencias. Por supuesto estaremos encantados de que compartas más con nosotros en la caja de comentarios y que nos indiques cuál crees que sería la peor que podría afectar al mundo real.

Fallout – Mutaciones

La guerra nuclear que afectó al mundo en la saga Fallout hizo pedazos a gran parte de la Tierra, pero también hizo mutar a decenas de seres vivos. Algunos humanos se convirtieron en necrófagos sedientos de sangre, pero los peores se transformaron en temibles supermutantes aún capaces de hablar y razonar pero que solo se guían por su instinto de caza. Matar y comer es lo único que les gusta hacer.

The Last of Us – Cordyceps

El Cordyceps es la enfermedad que hizo cambiar al mundo en The Last of Us. Una infección de origen fúngico mutó hasta ser compatible con el ser humano, al que hizo brotar hongos de la cabeza y perder todo tipo de consciencia. En su fase final el humano infectado pierde la visión, pero gana una increíble agudeza auditiva, lo que le sirve para matar sin piedad a sus presas.

Mass Effect – Genofagia

Los krogan son una de las razas más agresivas y peligrosas del universo de Mass Effect, por lo que los turianos decidieron desatar la genofagia en su mundo de origen. Esta enfermedad creada por los salarianos tenía como objetivo reducir drásticamente la población krogan. ¿Cómo lo hacía? Reduciendo la fertilidad de la mayor parte de las hembras krogan, de modo que los bebés nazcan muertos o ni siquiera fecunden a la madre.

Gears of War – Imulsión

La mayoría de las guerras importantes que tienen lugar en el planeta Sera en el que se desarrolla la saga Gears of War se produjeron por el descubrimiento de la imulsión, una sustancia líquida, fosforescente y viscosa que es capaz de hacer mutar o incluso matar a aquellos que se expongan a ella de forma prolongada. Durante la franquicia tuvimos la oportunidad de verla en acción.

Resident Evil – Virus T

La saga Resident Evil es la reina en cuanto a infecciones zombi se refiere y toda la culpa la tiene el Virus T o Tyrant Virus. Creada por la malévola Corporación Umbrella, su objetivo era ser el arma biológica más perfecta jamás diseñada. Lamentablemente, como hemos visto en los diferentes juegos de la serie, el virus acabó descontrolándose de una forma inimaginable.

The Division – Green Poison

En el recientemente lanzado Tom Clancy’s The Division la población mundial se ha reducido drásticamente por una pandemia que ha azotado a todo el mundo. Aquí no tenemos transformaciones extrañas ni mutaciones terroríficas; tan solo una terrible enfermedad, llamada Green Poison, haciendo trizas a la raza humana y despertando lo peor de las personas supervivientes.


Halo – Flood

Uno de los enemigos más recordados de la saga Halo, los Flood, eran unos parásitos capaces de infectar a cualquier forma de vida inteligente que encontraran a su paso. Resultaron mortales para la avanzada raza de los Forerunner, que 100.000 años atrás decidieron sacrificarse para acabar con estos despiadados Flood.

Cerrar