Las escenas de baños en videojuegos tienen más importancia de la que crees

Las escenas de baños en videojuegos tienen más importancia de la que crees

¿Recuerdas la escena del baño de Geralt en The Witcher 3, la misma que hizo que CD Projekt lanzara la broma de que se iba a convertir en figura el pasado April Fools’ (y que finalmente fue así pero solo para la redacción de PC Gamer)? Es un momento extraño ese de ver a un héroe o heroína disfrutando de un momento de solaz y de descanso con una estimulante ducha o sumergiéndose en aguas templadas, especialmente en videojuegos con robustos protagonistas masculinos, y sin embargo es algo muy necesario.

Riley MacLeod, de Kotaku, se ha sumergido en este tema del baño en videojuegos para explorar lo que puede aportar una escena más allá de mostrar un tonificado cuerpo humano en cueros, sea del género que sea. Más allá del fanservice, lo cierto es que una escena de baño muestra una necesaria pausa para poner las ideas del orden. Tras el fragor de una batalla o de una carrera por la supervivencia, el guerrero que está preparado para todo tiene un instante de calma en el que puede sopesar la situación, igual que nosotros. Es un instante de cordura y de toma de conciencia de la gravedad de la situación, pero también un instante de indefensión, un descanso leve en un santuario sagrado donde la batalla no tiene lugar pero donde los sentimientos se pueden hacer patentes.



Un ejemplo de esto es la escena de la ducha que se da Adam Jensen en Deus Ex: Mankind Divided, y que en su momento explicaron el director del juego, Jean-François Dugas, y su directora de narración, Mary DeMarle: “Han pasado unas pocas horas desde un ataque terrorista en la estación central de Praga. Jensen estaba presente cuando las bombas explotaron y podría haber muerto en el ataque. Queríamos usar su apartamento para darle tiempo al jugador de conectar con el personaje principal,. Tomarse un momento para respirar y empezar a sentir lo que siente la persona a la que están controlando. También queríamos darle peso a los eventos que tanto Jensen como el jugador acaban de experimentar, sentir la carga del mundo en sus hombros. Definir a Jensen como un humano fuertemente aumentado en un mundo que se está volviendo contra gente como él. Esta escena de ducha ayuda a expresar estas ideas en un momento muy corto pero poderoso”.

¿Se te ocurren otras escenas con este significado?

Publicaciones relacionadas

Cerrar