Las historias más curiosas relacionadas al desarrollo de los videojuegos

Estamos acostumbrados a ver numerosos easter eggs en los videojuegos. Pequeñas firmas con las que los responsables de estos desarrolladores dicen “Estuve aquí”. Sin embargo, en muchas otras ocasiones los productores deciden ir un paso más y hacer que esta firma se convierta en toda una declaración de intenciones. Una forma de influir en el juego con su particular modo de ver la vida.

Desde Dorkly han recopilado varias de estas historias curiosas aparejadas el desarrollo de videojuegos. Anécdotas que dan buena cuenta de las preferencias de algunos responsables de videojuegos que no se conformaron con dejar un easter egg, quisieron que el título realmente contara lo que eran y su forma de pensar. ¿Conoces alguna más?

NBA Jam contra los Bulls.

La rivalidad que los Chicago Bulls y los Detroit Pistons tuvieron en los 80-90 tuvo su eco en uno de los títulos de NBA Jam. Mark Turmell, fan del equipo del Michigan, no tuvo reparo al hacer que el juego que desarrollaba tuviera preferencias sobre la escuadra que amaba. De esta formo, el equipo del toro casualmente fallaba más tiros cuando se enfrentaba a estos contrincantes.

Call of Duty, una venganza.

Cuando Medal of Honor: Allied Assault resultó tan bien acogido, Electronic Arts no tuvo reparos en absorber a 2015 Inc, pequeño estudio responsable de este estudio. Muchos de los trabajadores de esta compañía no estuvieron de acuerdo con la estrategia de que el pez grande se comiera al pequeño, por lo que crearon Infity Ward. Esta empresa lanzaría el primer Call of Duty, que como Vince Zampella reconoció fue una pequeña venganza contra EA y decirle “fastidiaros, somos capaces de hacer esto”.

El hombre del piano inconformista.

Durante uno de los episodios de The Office se hizo mención a que Billy Joel podría aparecer en el juego Guitar Hero, algo que en una de las reseñas del capítulo se insinuó que su música jamás podría aparecer en uno de estos títulos. El cantante de ‘Piano Man’ leyó esta crítica y movió cielo y tierra hasta que consiguió introducir sus canciones en esta franquicia, tan solo para que el autor de aquel texto viera que estaba equivocado.

El boicot al peor juego de N64.

Superman 64, esa infumable aventura para Nintendo 64 que es considerado como uno de los peores juegos de la historia pudo haber sido muy distinto. Al principio el desarrollo pensaba en un título de mundo abierto donde los usuarios volasen donde quisieran. Pero en DC quisieron mejor una copia de SimCity donde hubiera que gestionar una Metropolis. Las pugnas entre ambos puntos de vista terminaron haciendo que la editora pusiera muchas travas hasta el punto que terminó siendo lo que todos vimos.

Los finishers anticensura.

La franquicia Mortal Kombat se ha hecho famosa por incluir varios finishers muy agresivos y sangrientos. Muchas críticas se han llevado, al igual que intentos de censura. Por ello en Mortal Kombat II los desarrolladores quisieron tomarse este asunto a guasa introduciendo combos que eran “políticamente correctos”. Al acabar un combate, si se ejecutaban en lugar de realizar una acción visceral, se ofrecía un pastel al rival por ejemplo o en lugar de ‘fatality’ en pantalla aparecía un bebé con la leyenda ‘Babality’.

Cerrar