Las mejores parejas protagonistas de los videojuegos

Los mejores dúos de los videojuegos

El mundo de los videojuegos ha alcanzado la madurez gracias a videojuegos cada vez más centrados en contar historias y no solo en hacer pasar el rato al jugador. Como consecuencia la faceta narrativa de los grandes videojuegos está cada vez más cuidada y sus personajes son más y más redondos y complejos. Pero hoy no queremos hablar de personajes individuales.

Y es que en nuestro breve reportaje de hoy queremos hacer hincapié en los grandes dúos de los videojuegos. Hablamos de personajes que aunque individualmente son maravillosos lo son todavía más cuando se juntan con ese otro personaje fantástico de su videojuego o saga de videojuegos. Estas son nuestras propuestas de las mejores parejas del ocio electrónico. ¿Cuáles añadirías tú?

Joel y Ellie (The Last of Us)

El considerado mejor videojuego de la pasada generación de consolas, The Last of Us, lo fue por muchos motivos, pero especialmente por la maravillosa relación entres sus dos protagonistas. Joel, un hombre abatido y destrozado por su pasado, y Ellie, una joven con ilusiones y esperanzas pese a haber vivido un infierno. El modo en que avanza su relación es inolvidable.

Max y Chloe (Life is Strange)

Arcadia Bay había sido su casa durante toda su vida, pero cuando tuvo que dejar el pueblo Max perdió el contacto con su mejor amiga Chloe. Al regresar tendrán que retomar la amistad pero de una forma muy diferente a la que cualquier pensaría, pues la buena de Max ha desarrollado poderes temporales. Una de las obras maestras de los últimos tiempos en cuanto a tratamiento de personajes.

Marcus Fenix y Dom (Gears of War)

Pese a su apariencia ruda y sus caracteres de machos alfa, Marcus Fenix y Dom son dos de los mayores emblemas de la saga Gears of War. Entre tiroteo y tiroteo contra los temibles Locust siempre se nos deja ver la profunda amistad que une a estos dos integrantes de la CGO. Cualquiera de los dos daría la vida por el otro y su relación es más intensa cuanto más avanza la saga.

Nathan Drake y Sully (Uncharted)

El cazatesoros más socarrón de todos los tiempos, Nathan Drake, siempre está dispuesta a meterse en algún que otro lío. Y, por supuesto, Victor Sullivan, su amigo del alma, siempre está dispuesto a hacer cualquier cosa para salvarle el pellejo. Pese a la diferencia de edad, Sully es como el padre que Nate nunca tuvo y la confianza entre ambos siempre ha sido como en una relación paternofilial.

Mario y Luigi

He aquí el dúo más icónico de la historia de los videojuegos sin ningún género de dudas. Ninguno ha sobrevivido tanto tiempo junto ni ha seguido siendo exitoso tras treinta años como lo han hecho los fontaneros Mario y Luigi. Su legado no hace más que crecer y no hay ningún síntoma de agotamiento que parezca capaz de acabar con esta mítica pareja.

Yorda y el niño (ICO)

Esta es la pareja más emotiva que tendremos el placer de ver en esta lista. ICO, del Team ICO, es una de las grandes maravillas de PlayStation 2 y Fumito Ueda. Controlamos a un niño del que no sabemos nada y debemos ayudar a escapar de una fortaleza a Yorda, una joven de la que tan solo conocemos su nombre. En un juego sin palabras, los gestos son el vehículo de la emotividad.

Solid Snake y Otacon (Metal Gear Solid)

Otro de los que saben algo sobre construir historia y personajes es Hideo Kojima. Lo ha demostrado durante años con Metal Gear Solid. Y es que Solid Snake, lejos de su apariencia seca y distante, tiene un corazoncito que sabe compartir con quienes lo merecen. Uno de ellos es su fiel amigo Otacon, que siempre ha estado junto a él para ayudarle en sus misiones más difíciles.

Chris Redfield y Jill Valentine (Resident Evil)

El terror no es cosa de una sola persona aunque pudiera parecerlo. Y si no que se lo digan a Chris Redfield y Jill Valentine, que desde el incidente de la mansión en el primer juego de la saga han estado sobreviviendo juntos a todo tipo de amenazas biológicas. En Resident Evil 5 se vivió incluso un momento crítico para su relación, pero las grandes amistades siempre salen bien paradas.

Cerrar