Las microtransacciones han sido más rentables que los juegos para Activision Blizzard en 2017

Activision Blizzard es otra de las compañías que ha aprovechado este mes para rendir cuentas con sus inversores y explicar cómo ha transcurrido el último año fiscal. La compañía que cuenta en su haber con nombres como Overwatch, Destiny 2 o Call of Duty: WWII, entre otros tantos, ha roto el techo durante 2017. Sus números han sido todo un récord en la historia de la empresa, y gran parte de la culpa la tienen las microtransacciones.

El informe financiero que ha publicado el gigante de los videojuegos revela que, durante el último año, se han generado más ingresos a través de los micropagos que con la venta de videojuegos. Del total de 7.020 millones de dólares netos en beneficios, 4.000 millones vienen de este tipo de compras dentro de los juegos. La cabecera la lleva King con 2.000 millones. Gracias a propuestas como el más que popular Candy Crush Saga, la compra de esta empresa en 2016 está resultando bastante beneficiosa.

Con todos estos datos, y a pesar de la enorme controversia vista durante los últimos meses sobre las cajas de botín, las microtransacciones y todo lo que supone un pago adicional, los números revelados por Activision Blizzard demuestran que este modelo de negocio es altamente rentable. Solo en el último trimestre han conseguido generar mil millones de dólares a través de él, una cuantía astronómica que no hace más que reforzar su importancia y, por más que pese a muchos, su permanencia dentro de la industria del videojuego.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar