Las misiones más ridículas de los grandes videojuegos

Incluso las grandes obras cometen errores. Es algo que ha ocurrido durante toda la historia de los videojuegos y algo que, indudablemente, seguirá ocurriendo por mucho tiempo que pase. Y es que aunque juguemos a magníficos videojuegos que por momentos nos puedan parecer perfectos, en algún momento de la aventura nos encontraremos con un aspecto que no está a la altura del resto del producto.

De ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de grandes videojuegos que tenían misiones de lo más ridículas. Tediosas, absurdas o poco inspiradas. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas personales y, como siempre, te invitamos a que nos dejes las tuyas propias en la caja de comentarios.

The Witcher 3: Blood and Wine

En la expansión Blood and Wine de The Witcher 3 nos encontramos con una misión de lo más curioso. Su nombre es Burocracia y comienza cuando un tipo nos dice que en el banco tenemos una recompensa de la última vez que fuimos a Toussaint. Como crítica al sistema bancario, la misión hace que Geralt deba moverse constantemente entre ventanillas, pues ningún funcionario parece estar dispuesto a atender al brujo.

Fallout 3

Sabemos que la compañía Vault-Tec realizaba experimentos en la mayoría de los refugios y el 108 no es una excepción. Cuando entramos en él nos encontraremos con un enorme número de clones. Todos ellos tienen por nombre Gary y no son capaces de decir otra cosa que no sea su propio nombre. Son como Pokémon hostiles que no dejan de atacarnos. Una misión tan ridícula como extraña y divertida.

Fallout: New Vegas

En el título de la saga a cargo de Obsidian encontrábamos una misión del todo ridícula. Aunque teníamos cosas más importantes que hacer podíamos desviarnos para ayudar a un miembro de New Vegas a conseguir a tres prostitutas para la noche, entre las que se incluían una necrófaga vaquera y un sexobot con un sombrero de cowboy, pues sin él no podía desempeñar sus funciones de juguete sexual para complacer a su cliente.

The Legend of Zelda: The Wind Waker

Algunas misiones resultan ridículas por ser extremadamente tediosas y eso es lo que ocurría en The Legend of Zelda. The Wind Waker. En esta aventura Link debía recoger las ocho piezas restantes de la Trifuerza, para lo que debía sumergirse en las aguas y encontrarlas. Aunque tuvieras mapa para encontrarlas resultaría una misión increíblemente pesada y que corta por completo el genial ritmo del videojuego.

Mass Effect 2

En la Ciudadela encontramos algunas de las misiones más absurdas de toda la saga Mass Effect y Mass Effect 2 no podía ser una excepción. En una de nuestras visitas al Consejo galáctico nos encontramos con dos krogan discutiendo sobre si hay peces en los estanques de la Ciudadela. Podemos hallar a un experto del lugar y descubrir que no, son artificiales. Con ello habremos zanjado la discusión y ganado puntos de experiencia.

The Elder Scrolls V: Skyrim

La Hermandad Oscura es, probablemente, el major gremio de todo Skyrim pero su misión de acceso estaba un poco fuera de lugar. Debíamos acudir a una boda en Soledad y asesinar a la novia. Si queríamos obtener todavía más dinero tendríamos que matarla mientras está dando el discurso ante la multitud. Sin duda una misión de lo más grotesco y despiadado, incluso para la terrorífica Hermandad Oscura.

NieR: Automata

Las misiones de recadero son las más odiadas por los fans de los RPGs y el maravilloso NieR: Automata no se libra de ellas. La más tediosa de todas es la llamada La melancolía de Jean-Paul. Para aprender más sobre esta máquina debes hablar con tres de sus admiradoras. Después tendrás que regresar a él, informarle de lo que has aprendido, volver a hablar con sus seguidoras y volver a él. ¿No se les ocurrió nada más aburrido?

Cerrar