Las pantallas de carga más desquiciantes de los videojuegos

Las pantallas de carga más desquiciantes de los videojuegos

Desde tiempos inmemoriales los videojuegos han necesitado cargar para poder mostrarnos nuevas partes del mapa o para iniciar una nueva fase a la que debemos hacer frente. A veces la carga es mínima o algo más extensa, pero a fin de cuentas soportable. En otras ocasiones, no obstante, el tiempo que nos hacen perder o lo repetitivas que son nos acaban poniendo de los nervios por muy pacientes que seamos.

Es precisamente por ello que hoy queremos acercarte un nuevo artículo dedicado a las pantallas de carga más desquiciantes a las que hemos tenido que enfrentarnos y que nos han puesto de más mala leche que un desafiante boss. Sin más dilación te dejamos con algunas propuestas y, como siempre, te invitamos a que nos cuentes tus propias experiencias a través de la caja de comentarios.

Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

Se agradece mucho que Metal Gear Solid V sea un precioso mundo abierto sin cargas, pero el paseo en helicóptero al terminar cada una de las misiones se acaba haciendo de lo más tedioso. Al principio mola porque es diferente a otras cosas que hayamos visto, pero cuando ya lo hemos sufrido treinta veces acabamos un poco hasta las narices. Solo queremos saltarnos la escena y volver a Mother Base cuanto antes.

The Division

Acabas de terminar una misión y quieres volver a la Base de Operaciones para poder comenzar otra. Sin embargo, antes de poder hacerlo tienes que pasar por la sección de desinfección de virus, por lo que tu personaje caminará muy lento y se te hará esperar hasta que el “proceso” esté completo. Somos gente higiénica, Base de Operaciones, os aseguramos que no hemos traído ningún virus. Dejadnos pasar ya.

Mass Effect

Una elegante forma de introducir un tiempo de carga imperceptible es montarte en un ascensor. Las bromas sobre los ascensores de Mass Effect, sin embargo, han sido muy recurrentes. Y es que en un futuro en el que, gracias a los relés de masa, podemos desplazarnos entre sistemas solares en cuestión de segundos tenemos que tragarnos un minuto de espera dentro de un ascensor. Para colmo no tiene ni hilo musical…

Destiny

Está bien. En Destiny nos desplazamos en nuestra nave espacial entre distintos planetas y satélites, de modo que podría llegar a tener sentido que los tiempos de carga fueran elevados. Pero esa pantalla con nuestra nave de fondo haciendo como que va a toda velocidad y haciéndonos esperar durante muchos segundos hasta que se inicie la misión ha supuesto todo un quebradero de cabeza para los fans durante muchos años.

Mass Effect: Andromeda

La nueva entrega de la saga Mass Effect tampoco se libra de las pantallas de carga tediosas. A pesar de que ya nos dejan saltarnos los viajes con la nave estos se siguen haciendo muy pesados, pero lo peor de todo es la siempre idéntica cinemática que se activa y que no se puede saltar cada vez que decidimos aterrizar en el Nexus, en Eos o en cualquier otro planeta visitable del videojuego.

ReCore

En este título de Xbox One y Windows 10 el problema no era una cinemática o un paseo en helicóptero, el única y exclusivamente el tiempo. Aunque fue ligeramente corregido tiempo después del lanzamiento del juego, si moríamos en ReCore podíamos ir a merendar, ir al baño y aún nos daba tiempo a echarnos una siesta. Fácilmente podíamos alcanzar los tres minutos en la pantalla de carga.

Soldier of Fortune

Remontándonos algo más hacia el pasado, a los tiempos de Dreamcast, nos encontramos con Soldier of Fortune, un título que necesitaba cargar entre tres y seis veces por nivel. Si las cargas fueran rápidas no hubiera pasado nada, pero al abrir cada puerta o activar una cinemática de la historia teníamos que esperar algo más de dos minutos. Multiplícalo por seis y verás hasta qué punto podía llegar nuestro desquiciamiento.

Publicaciones relacionadas

Cerrar