Las primeras opiniones sobre Xbox One X aseguran que su CPU es más débil de lo esperado

Después de que se anunciara por primera vez durante el pasado E3 de Los Ángeles, son muchos los detalles que aún quedan sin confirmar acerca de lo que nos espera cuando en noviembre llegue la nueva consola de Microsoft, Xbox One X, al mercado. No obstante, lo que parece seguro es que muchas de estas incógnitas podrán resolverse durante la próxima Gamescon que tendrá lugar la próxima semana.

Aunque, como informan desde GamingBolt, Rafał Basaj, jefe del equipo de desarrollo de Bloober Team, podría haber dado las primeras pistas con respecto a la potencia real de Xbox One X, tras haber desarrollado el título Observer para esta plataforma además de para PC y PlayStation 4.

Aunque Basaj en un primer momento decidió no desvelar ningún detalle sobre Xbox One X, debido a que la consola aún no se encuentra en el mercado, sí que dejó claro que la plataforma se acerca mucho más a las especificaciones de PC. Algo que beneficia en gran medida a todos los desarrolladores que pretendan crear un título multiplataforma.

No obstante, un detalle que se dedicó a subrayar es la baja potencia de la CPU, que no ha sido modificada en exceso con respecto a la anterior versión de Xbox One. No como otras características de la consola como puedan ser la velocidad del reloj o el procesador de comandos, así como la propia GPU de Xbox One X. Aun así, Basaj dejó claro que aunque la consola cuente con esa debilidad, esto no debería ser un problema demasiado significativo.

Cerrar