Las primeras Xbox One traían Kinect integrado

Pese al anuncio de empezar a vender la Xbox One sin Kinect, Microsoft continua insistiendo en que no ha abandonado al periférico estrella de su consola de nueva generación, aún con toda la polémica que dicho movimiento ha traído a la palestra. Para incidir aún más en este asunto, Carl Ledbetter, creador del sensor de movimientos, ha ofrecido una entrevista al portal Develop Online, en la que ha revelado una interesante curiosidad sobre los primeros modelos de Xbox One que se diseñaron.

Microsoft siempre ha defendido que la consola y Kinect son cosas inseparables y de hecho parece que al principio estaban integrados en una misma máquina. Ledbetter ha dicho lo siguiente: "Construimos modelos de ese modo. Nos empujamos a nosotros mismos: ¿No podemos juntarlo todo en uno? ¿Va a funcionar? Y lo cierto es que la tecnología no ha llegado aún a ese nivel. Tan pronto como tuvieras algo mucho más grande que el sensor de Kinect actual, no vas a querer ponerlo encima de la televisión por su tamaño".

¿Os hubiera gustado temer Kinect dentro de Xbox One?

Publicaciones relacionadas

Cerrar