Las sagas de videojuegos más infravaloradas de los últimos tiempos

Las sagas de videojuegos más infravaloradas de los últimos tiempos

Cada año que pasa el número de lanzamientos de videojuegos es mayor, de modo que a los usuarios les resulta imposible hacerse con todos los títulos interesantes que van llegando mes a mes. Por unas u otras razones, como consecuencia, algunos juegos acaban en el olvido y siendo muy infravalorados. Pero hoy no queremos hablaros de videojuegos infravalorados, sino de franquicias al completo.

Y es que a lo largo de los últimos años han sido muchas las sagas de videojuegos que han sido infravaloradas desde el primero hasta el último de sus títulos, algo que personalmente consideramos tremendamente injusto. Es por ello que hoy queremos rendir homenaje a estas sagas dándoles las gracias por existir pese a que no sean muchos los que disfrutan de ellas.

Yakuza

La saga considerada como la Grand Theft Auto de Oriente ha salido en muy raras ocasiones del territorio nipón, pues cuando lo ha hecho no ha cosechado grandes ventas en Occidente. Es por ello que muchos menos de los que deberían conocen Yazuka. Sin embargo, si tienes interés por adentrarte en la franquicia deberías hacerte con el recién estrenado Yakuza 0, que cuenta el origen de todo.

Syphon Filter

Cuando alguien quería jugar a un videojuego de sigilo optaba por las sagas Metal Gear Solid o Splinter Cell, de modo que Syphon Filter siempre quedó en un segundo plano. Sin embargo, esta franquicia no era cien por cien sigilo, pues en algunas ocasiones teníamos ante nosotros intensas secuencias de acción pura. Syphon Filter era variado y divertido, pero por alguna razón no cayó en gracia.

The Witcher

Sabemos lo que vas a decir: The Witcher 3 es uno de los videojuegos más populares de esta generación. Estamos de acuerdo, pero ¿cuántas personas han jugado a las dos primeras entregas de la saga? Vale que jugablemente no estaban a la altura, pero los dos primeros The Witcher son dos obras de arte en las que CD Projekt RED ya venía demostrando el talento que atesora y que desembocó en el inmejorable Wild Hunt.

Darksiders

Esta saga es un particular crossover entre Legacy of Cain, un videojuego metroidvania y World of Warcraft, de modo que nada podía salir mal. Aunque ha tenido poco público desde el primer momento, Darksiders incluso ha remasterizado sus dos entregas para la actual generación de consolas, por lo que son muchos los aficionados a la saga que siguen cruzando los dedos para que llegue una tercera parte.

Dragon Quest

Aunque Dragon Quest es sumamente popular en territorio japonés la saga Final Fantasy la eclipsó por completo en sus primeros tiempos en Occidente. Ahora la tendencia ha empezado a cambiar y Dragon Quest llega con asiduidad al público occidental, pero pare que te hagas una idea de la saga en Japón, la tienen a la misma altura que aquí tenemos a Final Fantasy VII. Casi nada.

Ghost Recon

Una nueva entrega de Ghost Recon está a punto de desembarcar y es una nueva oportunidad para una franquicia que nunca ha llegado a despuntar en ventas. Lo que nos ofrece es acción estratégica en la que no vale disparar a lo loco, algo que se ha querido respetar en Wildlands pese a que se ha dado el salto al mundo abierto. Ghost Recon nunca ha sido demasiado bien considerada y eso es muy injusto.

Titanfall

Cerramos con algo más reciente pero igualmente infravalorado. El primer Titanfall solo era online, pero era extremadamente divertido. Parecía que con la llegada a otras plataformas de Titanfall 2 (que además tenía una soberbia campaña) las ventas despegarían, pero la franquicia de Respawn Entertainment sigue sin pisarle siquiera la suela de los zapatos a Battlefield o Call of Duty.

Publicaciones relacionadas

Cerrar