Las sagas que mejor han conseguido regresar tras tomarse un descanso

Las sagas que mejor han conseguido regresar tras tomarse un descanso

Algunas sagas de videojuegos terminan por la puerta grande, mientras que otras lo hacen de forma poco exitosa. Sea como fuere, los grandes nombres son fundamentales para la industria del ocio electrónico y es por ello que muchas compañías deciden traer de vuelta sus franquicias más populares para darles una nueva oportunidad. En los últimos tiempos hemos visto cómo Mass Effect (con Andromeda) o Star Wars (con Battlefront) han vuelto de un modo que no era el esperado.

Sin embargo otros muchos títulos sí han conseguido el objetivo que se habían marcado y de ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy a través de la lista que te dejamos a continuación, en la que encontrarás una selección de sagas de videojuegos que estaban descansando (o que se creían muertas) y que volvieron de forma brillante. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas personales.

Doom

En su momento Doom fue uno de los grandes referentes del género shooter, pero tras la década de los 90 comenzó a perder fuelle. Afortunadamente Bethesda e id Software no perdieron la esperanza en la saga y la hicieron regresar con el sobresaliente reboot Doom de 2013. La campaña es una de las mejores que nos ha dejado el género en los últimos años y eso es algo que no está mal viendo cómo está la competencia.

Wolfenstein

También de la mano de Bethesda hemos podido disfrutar de otro clásico de acción de los noventa. Nos referimos a Wolfenstein, que con The New Order, The Old Blood y, más recientemente, con The New Colossus se ha puesto entre las obras favoritas de los fans en los últimos meses. Blazkowitz ha vuelto más en forma que nunca y ya no es solo acción, sino que cuenta historias profundas y emocionalmente complejas.

Assassin’s Creed

La saga por excelencia de Ubisoft, Assassin’s Creed, llevaba unos años ofreciendo entregas por debajo de las expectativas de los aficionados, de modo que un descanso de dos años era lo mejor que les podía pasar. Assassin’s Creed: Origins ha demostrado que así era, pues el videojuego protagonizado por Bayek y Aya es una de las mejores entregas que ha dado jamás la franquicia. No lo hubieran conseguido sin el descanso.

The Legend of Zelda

Los fans de The Legend of Zelda llevaban esperando desde el lanzamiento de Skyward Sword en Wii que hubiera un nuevo videojuego de la saga de Nintendo para una consola de sobremesa. La espera, qué duda cabe, ha merecido la pena, pues Breath of the Wild se ha convertido en uno de los videojuegos mejor valorados de todos los tiempos. Indudablemente es un mundo abierto que ha redefinido el género mismo.

Prey

Y otra más por parte de Bethesda, a la que tenemos mucho que agradecerle. Prey 2 nunca llegó a ver la luz por complicaciones durante el desarrollo, pero este año nos hemos podido quitar la espinita que teníamos clavada gracias a un reboot como la copa de un pino. Prey es una aventura de acción similar a BioShock, System Shock o Dishonored que no deja de sorprender a cada nuevo paso que das. No te lo pierdas.

Crash Bandicoot

Pocos videojuegos de la saga Crash Bandicoot estuvieron a la altura tras los cuatro títulos de Naughty Dog. Es por ello que el anuncio de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy emocionó a los fans. Este no es un regreso como los anteriores, pues se trata de una remasterización y no una nueva entrega, pero igualmente ha sido todo un placer poder volver a ponernos en la piel del marsupial en sus tres mejores aventuras plataformeras.

Tomb Raider

La franquicia protagonizada por Lara Croft no pasaba por su mejor momento, de modo que hacer borrón y cuenta nueva podía ser la mejor opción. Square Enix y Crystal Dynamics acertaron, pues el reboot de Tomb Raider que salió en 2013 ha insuflado vida a la saga, que ya ha tenido otra genial entrega con Rise of the Tomb Raider y promete tener una tercera en los próximos años. Estamos deseando conocerla de una vez.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar