Las sorprendentes inspiraciones detrás de famosos videojuegos

Las sorprendentes inspiraciones detrás de famosos videojuegos

Iniciar un videojuego no es algo sencillo. Desde primera hora la idea sobre la que se construirá el argumento y posterior desarrollo es algo que no existe y hay que inventar. En muchas ocasiones se recurre al mundo del cine o de la literatura para empezar estos proyectos, sin embargo, en otros momentos estas inspiraciones llegan de otros lugares insospechados, o al menos resultan algo sorprendentes.

Una desgracia familiar o la tradición cultural de un país sólo son un ejemplo de los muchos lugares de los que puede nacer la inspiración de un videojuego. Dorkly ha recopilado varios títulos que se han basado en cosas que nunca hubieras creído. Seis producciones que comenzaron de la forma más insospechada y que en la actualidad forman parte de las mejores franquicias de esta industria. ¿Conocías todas estas inspiraciones?

Los Sims

La historia detrás de Los Sims comenzó después de una situación común dentro de estos videojuegos: un incendio. El fuego que asoló Berkeley Hills en California provocó más de un billón y medio en desperfectos y destrozó 2.400 hogares. Una de estas casas fue la del desarrollador Will Wrigth, de Maxis. La inesperada diversión de esta persona rehaciendo su vivienda y decorándola de nuevo le dio la idea para hacer uno de los mejores simuladores que hemos visto en los videojuegos.

 

Pokémon

La historia de Pokémon comienza hace unos 400 años. No, no es que nadie en Gamefreak tuviera una máquina del tiempo. Pero sí que durante el S. XVII apareció un juego de cartas en Japón que iba a dar comienzo a lo que mucho tiempo después sería esta franquicia. Estas barajas, conocidas como obake karuta, estaban repletas de monstruos propios del folklore nipón, cada una de estas criaturas tenía una habilidad propia. Al final de cada partida, quien más cartas hubiera logrado, ganaba. ¿Te resulta familiar?
 

Star Fox

Entre todo lo que puede inspirar un videojuego de este estilo se encuentra Fushimi Inari-Taisha, un lugar muy frecuentado por un joven Shigeru Miyamoto antes de ser el cabeza de Nintendo. Esta ubicación le ofreció desde varios detalles para los mapas de su juego, hasta el animal que inspiraría el protagonista de este juego: un zorro, animal cuyo espíritu es venerado en este templo. Es cierto eso que dicen de que los orígenes son inciertos.
 

Avatares Mii

Otro origen que nos devuelve a la tradición japonesa. Fue en la región de Tohoku en donde un grupo de leñadores se vieron afectados por el peor invierno de sus vidas, el cual les puso muy difícil trabajar. ¿La solución a este tiempo libre? Tallar muñecos de madera para sus hijos. Con el paso de los días vieron que esta talla podría valerles un dinero extra y cada cual fue perfeccionando su técnica. Pero el resultado fue el origen de unas figuras que tiempo después inspiraría a NIntendo para crear sus avatares Mii.

 

Bowser

¡Sorpresa!, porque los malos de la franquicia de Mario reciben su nombre de otro elemento de la cultura, aunque en esta ocasión es de la gastronomía. Bowser es la forma japonesa que ha adoptado un plato coreano que fue muy querido en las oficinas de Nintendo (demos gracias que ese día no había paella). Para que después digan que la comida no es importante, incluso le dio nombre a unos villanos archiconocidos.

 

Tetris

La historia tras este juego es curiosa por dos cosas. Una por su origen, y la otra por su primera aplicación. El primero de estos detalles vuelve a estar en la cultura, en esta ocasión rusa, que tenía un juego de mesa que consistía en ir poniendo distintas piezas con varias formas hasta conseguir un dibujo. El creador de este juego tomó esta idea y la hizo más dinámica permitiendo el movimiento de éstas para asegurar un mejor encaje. ¿Y cuál fue su primera aplicación? Pues la de poner a prueba los ordenadores soviéticos… es decir, fue la Madre Patria la primera en probar el título más adictivo de la historia de los videojuegos.

Cerrar