Las traiciones más impactantes de los videojuegos

Las traiciones más impactantes de los videojuegos

Las relaciones entre personajes son fundamentales a la hora de que la historia de un videojuego funcione como es debido. Sin embargo, en algunas ocasiones las premisas que se nos dan durante horas y que acabamos aceptando de buen grado dan un giro radical cuando se descubre que el personaje que tanto nos gustaba o en el que confiábamos acaba dándonos la puñalada trapera.

Es precisamente por ello que hoy hemos decidido acercarte un listado con algunas de las traiciones más impactantes y dolorosas que hemos tenido en videojuegos recientes. Como sabrás, la lista que te dejamos a continuación tan solo es una selección de nuestras propuestas preferidas, pero como siempre te invitamos a que participes con nosotros en los comentarios. Ni que decir tiene que el artículo está repleto de spoilers.

Red Dead Redemption

Uno de los finales más impactantes de la historia de los videojuegos tuvo lugar en Red Dead Redemption. Después de haber cumplido con su palabra y haber acabado con los que tiempo atrás fueron sus amigos, John Marston vuelve a casa junto a su mujer y su hijo. Sin embargo, el gobierno y Edgar Ross no quieren dejar cabos sueltos y le emboscan en su propia granja acabando con él a sangre fría.

BioShock

Pocos plot twist o giros de guion han sido tan espectaculares como el ya clásico “Would you kindly” de Atlas en el primer BioShock. Y es que superada la mitad de la aventura nos damos cuenta de que el mismísimo Frank Fontaine nos ha estado controlando como si fuéramos una marioneta, pues cuando alguien nos dice la frase “¿quieres?” estamos programados para obedecer. Un golpe de impacto en toda regla.

Assassins Creed

A decir verdad, las intenciones del líder de la Orden de los Asesinos durante la época de las cruzadas nunca fueron demasiado convincentes. A Altaïr no le gustaban las órdenes de Al Mualim, pero las cumplía sin rechistar. Finalmente Al Mualim había quedado tan absorto por el poder del Fruto del Edén que lo único que le importaba era dominar a las masas con el poder de ese artefacto antiguo. Altaïr no lo podía permitir.

Assassin’s Creed: La hermandad

En una saga en la que existe una batalla tan marcada entre dos ideologías contrapuestas (Asesinos y Templarios) es normal que haya muchas traiciones. Sin embargo no esperábamos la dolorosa traición de Lucy Stillman. Nunca llegamos a verla en acción contra Desmond, pero Miles se vio obligado a matarla en el final de La hermandad debido a la orden de la diosa Juno. Lucy era una templaria.

Uncharted 2: El reino de los ladrones

La franquicia Uncharted nos presenta a toda la cohorte de ladrones del planeta Tierra, de modo que no sorprende que haya traiciones. En la segunda entrega de la saga comenzábamos trabajando codo con codo con Harry Flynn, un viejo amigo que decidía traicionarnos para repartirse el pastel con el demente Zoran Lazarevic. Por su culpa Nathan Drake pasó un par de meses en una prisión turca.

Metal Gear Solid

La obra magna de Hideo Kojima siempre ha estado envuelta de conspiraciones, secretos y traiciones. En la primera entrega de la franquicia Metal Gear Solid, Solid Snake comprobaba cómo Master Miller en realidad ya estaba muerto y quien se comunicaba con él era Liquid, su gemelo malvado. En Metal Gear Solid 3, por si fuera poco, tenemos traiciones de todos los colores y para todos los gustos.

Shadow of the Colossus

La que quizá sea la mayor traición de la historia de los videojuegos y una de las más dolorosas tuvo lugar en Shadow of the Colossus. Dormin prometió resucitar a la amada de Wander si este acababa con todos los colosos. Finalmente nos dábamos cuenta de que habíamos estado haciendo el mal, liberando a una poderosa fuerza maligna que acaba, eso sí, cumpliendo su palabra y resucitando a nuestra amada.

Cerrar