Las ventas de la franquicia Call of Duty caen un 27% de un año para otro

Uno de los grandes superventas de la industria actual de los videojuegos es la franquicia Call of Duty. Se trata de juegos que mueven unas cifras tan bestiales que pueden permitirse el anunciarse durante eventos como la final de la Super Bowl, el espacio publicitario más cotizado de la televisión estadounidense. Pero algo ha pasado en este 2014 que ha hecho que la última entrega, Call of Duty: Advanced Warfare, no llegue a las cotas de su predecesor por estas alturas.

Sería de un 27% la diferencia en ventas que Call of Duty: Advanced Warfare habría registrado con respecto a Call of Duty: Ghosts comparando las cifras conseguidas en el pasado ejercicio por estas fechas. Al menos es la estimación que realiza la firma de analistas Piper Jaffray y que recoge SteetInsider.

Llama la atención el descenso por la gran fama de la serie, pero Call of Duty goza de buena salud liderando las ventas de noviembre en Estados Unidos. Y es que el 27% menos de unas ventas brutales sigue traduciéndose en ventas ligeramente menos brutales. No obstante, ¿será un signo de que la fórmula está empezando a quemarse? ¿Qué pensáis vosotros?

Publicaciones relacionadas

Cerrar