League of Legends: El amanecer de la Grieta

League of Legends: El amanecer de la Grieta

Cada año la comunidad del League of Legends esperan con ganas el comienzo de la temporada. Riot Games se encarga de que el MOBA se renueve y conserve su competitividad ampliando el plantel de campeones o mejorando el sistema en todos sus aspectos, aunque a veces sin mucho acierto. En esta sexta temporada debutaron por ejemplo las nuevas maestrías y con el transcurso de la misma se ha ido matizando su poder, al igual que Riot ha tratado de equilibrar los campeones de diferentes líneas. Este año, los AD Carry han sido protagonistas de los cambios y algunos de ellos han tomado especial relevancia en la jungla, algo que en temporadas anteriores era impensable. Es el caso de Graves (uno de los junglas más jugados y fuertes por el momento), Kindred o Quinn, aunque ésta última está bastante fuerte en todas las líneas.

Sin embargo, desde comienzo de la temporada hay que destacar diversos aspectos que han modificado la hoja de ruta del League of Legends. Riot fijó todas las miradas en buena parte de los tiradores (AD Carry) que sufrieron cambios potenciando en muchos casos sus habilidades y mejorando el sistema de tiro como Graves o la última incorporación a la Grieta, el virtuoso Jhin. Esto unido a las nuevas maestrías permiten especializar a cada campeón según tu forma de jugar, aunque siempre hay fórmulas más rentables. Un ejemplo claro de esto es que el ultimate de Miss Fortune ahora realiza golpes críticos por lo que la maestría clave que más se está usando es Sed de sangre, como también le va bien a Yasuo o Tryndamere, que antes de que lo nerfearan lo hacía invencible. 

Por otra parte, los campeones de poder de habilidad (AP) tienden a usar el Decreto del Señor del Trueno, sobre todo si es un personaje con los que alternen bien sus habilidades con los básicos o haciendo combos de forma rápida. En este sentido, fue una maestría muy utilizada en un principio, pero Riot equilibró su poder para potenciar su late game y rebajar su early, que proporcionaba un daño extra que marcaba la diferencia respecto a las otras. Pese a ello, sigue siendo una apuesta segura con muchos campeones como Lux, Morgana o de daño de ataque (AD) como Pantheon.

Con los arreglos en los nuevos ítems para los tiradores, cuya build de muchos de ellos la siguen liderando el Filo Infinito (daño de ataque y crítico) y el Cañón de fuego rápido (velocidad de ataque), los asesinos quedaron un poco olvidados. Esta circunstancia la solventaron en el parche 6.3 en la que introdujeron el Filoscuro de Draktharr, un ítem que por su elevado precio no es muy popular pero que merece la pena. Esto lo convierte en el objeto esencial para este tipo de campeones como Yasuo o Akali, puesto que los ataques básicos infligen un 90 de daño más el 25 por ciento de la vida que le falte al objetivo. Es decir, el ultimate de Zed a menor escala lo que provocó que Riot nerfeara este daño para evitar una masacre.

Como en todas las actualizaciones, hay elementos que son nerfeados y buffados. Se vuelven a probar builds y combinaciones nuevas que reviven campeones realmente fuertes que antes no lo eran tanto. En la tier list (los campeones más fuertes del momento) nos encontramos personajes como Udyr o Xin Zhao. El primero se ha hecho fuerte por los objetos (build) y maestrías, cuya clave fue unir el ítem de AP de jungla (Ecos rúnicos) con la maestría La Fuerza de las Edades, aunque hay que recordar que esto sólo funciona con la versión Fénix. En el caso de Xin Zhao, Riot potenció sus formas de jugarlo, aunque la más popular es un híbrido de AP y AD. Al escalar la W le permite curarse más rápidamente aparte del golpe crítico extra que aplica. Esto unido al devorador y la Guinsoo le permite curarse continuamente. 

Ambos personajes tienen un ratio de victorias muy destacado por encima de los demás. Udyr está cerca del 58 por ciento y popularidad del 12’88 por ciento en la jungla, pese a que es baneado constantemente. Xin Zhao tiene un 53’2 por ciento de winrate y usado en un 14,2 por ciento de las veces. Otro caso es el de Malphite, la roca que siempre ha estado fuerte debido a su gran capacidad de teamfight (peleas 5v5), pero ahora con Garras del Inmortal recupera vida de forma extraordinaria, lo que le permite mantenerse en la línea más tiempo. Como AD Carry, el que tiene un mayor winrate es Kog’Maw (56,03%), en la imagen inferior, y aún se libra de los baneos. La Guinsoo (AD y AP) junto a la maestría clave de Fervor le hace imparable, pero según pasan los minutos de partida, este porcentaje de victorias baja. Otra ADC que queremos destacar por su capacidad de roaming (inviable para cualquier otro tirador) es Quinn que gracias a su rework puede ocupar varias lanes, por lo que es difícil hacerle counter en una clasificatoria.

Estas sólo son algunas claves de lo que ahora mismo se está jugando y llevando en la Grieta del Invocador. Pero hay que recordar que todo está sujeto a los cambios que Riot Games vaya introduciendo en las próximas actualizaciones, al igual que lo que se juega en la LCS que a menudo marca las tendencias del juego. El plantel de campeones es muy grande, así como las miles de combinaciones disponibles, por lo que la mejor forma de descubrirlo es jugando. ¡Bienvenidos a la Grieta del Invocador!

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar