League of Legends: Empiezan una ronda con un triple suicidio

En el panorama profesional de League of Legends, solo los mejores tienen cabida. La crema de la crema, los ases de la táctica, los ayatolás de la guerra. Pero hasta ellos son humanos, y si hay algo que es humano en este mundo, eso es errar. Errar a lo grande, incluso. Y la partida que el equipo Winterfox disputó contra el recién formado grupo Renegades en las Challenger Series no la van a olvidar fácilmente, aunque lo cierto es que con repetirla les bastaría. El motivo es que tres de sus jugadores se lanzaron hacia su muerte en los inicios de esta contienda en el juego de Riot.

Nada hacía presagiar lo que acontecería hacia los cuatro minutos de acción, momento hasta el que todo iba por los cauces normales. Pero cuando los Renegades se deciden a lanzarse a tumba abierta a por una de las torretas exteriores de los Winterfox, el caos se desata. Tres personajes se lanzan a defender esta estructura, por otro lado no muy imprescindible, a sabiendas de que van a ser superados en número y seguramente masacrados, pero hay más. Aparte de su ímpetu, su desempeño no es el mejor, y hasta uno de ellos, el que controla a Nautilus, hace además de pasar de largo como si la cosa no fuera con él. Problemas técnicos tal vez, pero la estampa es un poema.

Dudosa decisión táctica y dudosa ejecución es lo que verás en el siguiente vídeo de LoL Sports. Mejor suerte para la próxima vez, chicos. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar