League of Legends: Estos equipos no tienen su mejor día

League of Legends: Estos equipos no tienen su mejor día

Un mal día lo tiene cualquiera. Lo tiene el panadero que te da una barra de cuarto un poquito más tostada de lo normal, lo tiene el conductor del autobús que se pasa tu parada y lo tienen los jugadores profesionales de League of Legends, que por muchos torneos que lleven a sus espaldas siguen siendo humanos. Y ya se sabe de que humanos es errar. No obstante, errar de esta manera en competición oficial es bastante notorio de por sí, y es que no todos los días, en todas las competiciones, no son otros jugadores sino elementos del propio juego los que se cobran las cuatro primeras muertes de un mismo equipo.

Los adversarios son Renegades y Dignitas, colista y antecolista en la clasificación, y visto lo visto uno imagina por qué. Kotaku nos narra esta serie de catastróficas desdichas que comienza con una confrontación en uno de los carriles. Dos jugadores de Renegades, BillyBoss y KiWiKiD, avanzan por el camino, dan buena cuenta de una torreta, encaran al enemigo y… ¡la torreta les acribilla por la espalda! Un error de cálculo y las prisas por lanzarse a la refriega les cuesta dos muertes a cargo de este elemento cuya destrucción han dejado pendiente de finiquitar. No está siendo la tarde de Renegades, que para empeorar las cosas ve como otros dos de sus miembros, Hakuho y Crumbz, se enzarzan en un combate contra un Heraldo, un PNJ que requiere trabajo en grupo y coordinación para derrotarle… y fallan siendo masacrados en su huida desesperada. Los comentaristas no pueden evitar la risa, a medio camino entre nerviosa e incrédula.

¿Y dónde entra Dignitas en la crónica de esta jornada poco heróica? Pues en que pese a estas bajas inesperadas, el miembro restante de Renegades, Seraph, lanzó un ataque por sorpresa que acabó diezmando a Dignitas y dándoles el encuentro. Resumiendo, vendría a ser como si en un partido de fútbol el rival se marca dos goles en propia puerta y acaba perdiendo con goles a la contra. Pero hey, todos tenemos días así. ¿Te ha pasado alguna vez?

Publicaciones relacionadas

Cerrar