League of Legends: Un jugador diseña increíbles skins de Alicia en el País de las Maravillas

League of Legends: Un jugador diseña increíbles skins de Alicia en el País de las Maravillas

Mezcla el infinito potencial artístico de los talentos que se mueven por internet con una franquicia tan gigantesca como League of Legends y obtendrás unos resultados la mar de sorprendentes. El videojuego de Riot Games siempre ha levantado pasiones tanto entre propios como extraños, propiciando infinidad de fanarts basados en su universo y personajes, pero pocos, por no decir ninguno, han tenido la idea y el talento de Leon Ropeter.

Este artista conceptual de Art Station ha diseñado una skin alternativa para el guardián Tahm Kench. La espeluznante criatura que todos hemos visto ya infinidad de veces pelear en la Grieta del Invocador aparece renovada con el aspecto del Gato de Cheshire, personaje insignia de Alicia en el País de las Maravillas

No le falta ni un detalle, desde el sombrero con orejas de conejo, la compañía del conejo blanco que tanto corría por el mundo de ensueño donde la pobre Alicia se encontraba atrapada, hasta el bote con la etiqueta de «Bébeme» para cambiar de tamaño o incluso una apariencia alternativa con franjas púrpuras. Ropeter, tras haber hecho público su trabajo, revelaba que la idea de dar vida a Tahm Kench Gato de Cheshire era algo que le llevaba tiempo rondando la cabeza. «Cogí un viejo boceto, mejoré el diseño aplicando lo que aprendí en todo este tiempo y pensé en cómo se verían las habilidades. Además, hice también skins para los Wards que encajaran con la temática de Alicia en el País de las Maravillas», comentaba en unas declaraciones de las que se hace eco Comic Book.

Un trabajo de diseño excepcional que bien podría pasar por la labor realizada por el equipo artístico de Riot Games. Puede que, con algo de suerte, esta revisión de Tahm Kench se haga realidad y comience a aparecer en League of Legends. Y a vosotros, ¿os gustaría verlo?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar