LEGO Universe no triunfó porque era muy caro bloquear penes

A saber cómo hubiese cambiado la historia y el mundo en general en vez de que Minecraft hubiese sido la reina del baile. LEGO Universe, el juego multijugador online que cerró en 2012, hubiese alcanzado su máximo potencial y desatado todo el poder y carisma de las minifiguras de plástico y las construcciones con bloques hechas con imaginación por los usuarios. Ahí precisamente radicó el principal obstáculo para LEGO Universe, y es que un mundo para todos los públicos en el que todo tiene cabida implica que ciertas cosas deben pasar por la censura y permanecer ocultas a los ojos más sensibles. En otras palabras, nada de enseñar la cola.

Megan Fox, no la actriz, sino una de las desarrolladoras de LEGO Universe explica por qué el difunto MMO no tuvo el éxito deseado a través de su cuenta de Twitter. Atento a sus palabras porque valen oro: “Los costes de moderación de LEGO Universe eran un gran problema en general. Ellos [LEGO] querían un MMO de construcción creativo con la promesa de que se verían cero penes. Tú podías construir lo que quisieras, pero la gente no podría ver tus construcciones hasta que hubiésemos hecho un barrido de penes. Todo estaba automatizado pero los moderadores humanos eran el centro que tenía el mayor coste de operaciones en LEGO Universe, y si no, le faltaba poco”.

“La gente nos decía, ‘Pues dejar que haya penes’, pero la marca LEGO es una marca en la que los padres confían. Teníamos que estar a la altura de esa confianza, lo cual significaba tolerancia cero”. Para que nos hagamos una idea, Megan relata el inevitable choque de trenes que tarde o temprano tenía que pasar y que casi le cuesta el puesto a un miembro del equipo: “Tuvimos un empleado al que casi despiden por construir un pene. Estaba en su propiedad, pero un niño se coló durante un testeo. Hablamos de un caso de ‘operador se lanza de cabeza, bloquea el monitor, cierra de golpe el juego y enciende cuatro alarmas de incendios para encontrar al que construyó el pene’. Tras lo cual, se nos envió una circular indicando nuestra nueva política de tolerancia cero a construir penes de cualquier tipo en el juego”.

Al final, todo esto acabó por consumir demasiados recursos y hacer la tarea demasiado complicada. Hay cosas que deben quedarse dentro del pantalón, amigos. Por cierto, Megan dice que “todo el que haga un artículo sobre la detección de penes de LEGO Universe” tiene que usar la imagen que encabeza estas líneas. Faltaría más, Megan. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar