Life is Strange: Before the Storm: El inicio de la obra maestra

Corría el mes de enero del año 2015 y pocos habían oído hablar de Life is Strange, una nueva licencia que llegaba sin hacer demasiado ruido y de la mano de Dontnod Entertainment, un estudio parisino que solo había trabajado anteriormente en Remember Me, un videojuego de ciencia ficción y estilo hack and slash que no había tenido muy buena acogida entre la crítica especializada, aunque el título tenía cosas muy interesantes.

En cuando los usuarios comenzaron a probar el primer episodio de Life is Strange, internet se volvió loco. La historia protagonizada por Max Caulfield y Chloe Price nos enamoró desde el primer momento por muchos motivos. Su argumento principal era de lo más atractivo, pues nos ponía en la piel de una estudiante de fotografía que descubría que tenía la habilidad de rebobinar el tiempo, lo que le iba a servir para recuperar una antigua amistad perdida.

Sin embargo la propuesta del estudio parisino iba mucho más allá. Dentro de las entrañas de la pequeña localidad ficticia de Arcadia Bay y de la Academia Blackwell nos encontrábamos todo tipo de temáticas que otros videojuegos no habían tenido las agallas de tratar. Hablamos de acoso escolar, depresión y suicidio adolescente, delincuencia juvenil, pobreza, muertes dolorosas, divorcios, la rebeldía propia de la inmadurez y el amor, sea como sea e implique a quien implique.

A fin de cuentas Life is Strange no es más que un retrato de la sociedad actual, especialmente centrado en los más jóvenes. No importa que la ciencia ficción y los viajes en el tiempo sean parte fundamental de la trama del videojuego, pues la obra de Dontnod siempre quería ir un paso más allá. Tanto lo hizo que ahora es uno de los referentes para los amantes de los videojuegos con historias maduras, profundas y que se alejan de los convencionalismos de la industria del ocio electrónico.

Todo ello estaba aderezado con una estética muy particular y una banda sonora repleta de temas de corte independiente que dotaban de gran personalidad a la obra. Life is Strange nos emocionó, nos hizo reír, mordernos las uñas y también querer estampar el mando contra la pared por culpa de algunos de los personajes que aparecen en pantalla. Dontnod nos hizo darnos cuenta de que hasta ahora los videojuegos nos habían tratado como críos. Life is Strange nos ha hecho madurar a la industria.

Y dos años y medio después de la llegada de Life is Strange aterrizó su precuela, en esta ocasión desarrollada por el estudio norteamericano Deck Nine Games. La historia de Life is Strange: Before the Storm nos lleva unos años atrás del juego original, justo cuando Chloe Price acaba de perder a su padre y su mejor amiga, Maxine, ha abandonado Arcadia Bay para mudarse a Seattle con sus padres. Las dos pérdidas más importantes que podía tener Chloe se han producido de forma casi simultánea, de modo que está atravesando un momento verdaderamente doloroso.

Afortunadamente para ella aparece en su vida Rachel Amber, la estudiante más popular de la Academia Blackwell, que sin saber muy bien cómo se convierte en su mejor amiga y confidente. Before the Storm explora precisamente el crecimiento de esta amistad, fundamental para comprender los acontecimientos del Life is Strange original, pues, sin aparecer, Rachel es un personaje vital para el desarrollo de la trama del juego principal.

Before the Storm es una precuela, pero es muy importante haber jugado a la primera aventura, pues en este nuevo título de la saga encontramos todo tipo de referencias a los personajes del original, por no mencionar algunos spoilers que podrían arruinarnos las sorpresas del primer Life is Strange. Es por ello que nuestra recomendación es jugar antes al videojuego lanzado en el año 2015 antes de lanzarse a la nueva aventura.

Una nueva aventura en la que encontramos a antiguos personajes. Chloe Price es el personaje a tener más en cuenta. Es la misma persona, pero no está en el mismo momento de su vida. Chloe aquí tiene ganas de comerse el mundo, pero sus recientes pérdidas han lastrado su vida personal. Ahora le gusta pasar tiempo a solas, pues tampoco tiene más remedio. Pero la aparición repentina de Rachel Amber cambiará su vida (física y psicológicamente) para siempre.

Rachel es precisamente el personaje que aporta un toque diferencial a esta nueva aventura. Es posible que hayas conocido a muchos personajes de videojuego verdaderamente carismáticos, pero Amber juega en otra liga. Tiene un halo de misterio a su alrededor que hace que queramos seguir conociéndola de una forma difícil de explicar, así que el mejor consejo que te podemos dar es que juegues a Before the Storm para comprobar por ti mismo de lo que estamos hablando.

Por si fuera poco, el lanzamiento de Life is Strange: Before the Storm viene acompañado del estreno del esperado episodio extra Farewell, en el que tenemos la oportunidad de volver a ponernos en la piel de Max Caulfield. En este contenido adicional podemos vivir cómo fueron los últimos días de Max y Chloe antes de que la primera abandonara Arcadia Bay para irse a vivir a Seattle. El episodio promete emociones fuertes y será todo un placer volver a ver en acción a las llamadas Pricefield.

Recuerda, además, que aunque Dontnod Entertainment está ultimando el desarrollo de Vampyr, la compañía francesa ya ha empezado a trabajar en Life is Strange 2, la secuela del videojuego de 2015. Todavía no sabemos si esta nueva entrega repetirá personajes o si apostará por una historia completamente novedosa, pero a estas alturas parece innegable que la franquicia Life is Strange tiene sus cimientos en un pequeño grupo de personajes que ya forman parte del corazón de miles de fans y a los que queremos seguir conociendo. Hagan sus apuestas.

Publicaciones relacionadas

Cerrar