Link Oscuro va a juicio por intentar arrancarle la nariz a alguien con su escudo

Parece un buen chaval, pero el lado malo de Link es realmente muy malo. De modo que si alguna vez celebráis una fiesta de disfraces y queréis invitar al héroe de Nintendo, aseguraos de que la invitación no va hacia su mitad sombría. Porque luego pasa lo que pasa, que la noche avanza, la cosa se puede salir de madre, el alcohol hace de las suyas y total, que una cosa lleva a la otra y alguien se lleva un golpe tremendo en la cara por el que casi pierde la nariz. Y claro, todo acaba en los juzgados. Aunque en descargo del Link Oscuro, hay que decir que no está del todo claro que su escudo sea el arma agresora, algo que decidirá el juez

Pero para entender el asunto en su plenitud, centrémonos en el relato de los hechos que nos hace ahora el diario The Star Phoenix, y viajemos hasta una fiesta de Halloween celebrada el pasado año en la localidad canadiense de Saskatchewan. Brandt Beeds, joven de 20 años, acudió a ella ataviado como Link Oscuro, con escudo y todo, el cual según se dice tenía un borde bastante afilado. A lo largo de la noche, Beeds entró en una discusión con Dillon Buck, de 18 años, pero no fue aquí cuando se desencadenó el drama. Cuando Beeds, que al parecer ya había cogido carrerilla, llevó la bronca a una tercera persona, Buck intermedió para separarles. Y ahí fue cuando todo, con perdón, le estalló en la cara.



Buck afirma que al intentar mediar entre los dos invitados, recibió un botellazo en la cabeza, aparentemente destinado a Beeds, que le dejó conmocionado. Lo siguiente que vió fue a un Link Oscuro corriendo hacia él con el escudo levantado y acto seguido notó como “le daban un puñetazo en la cara”. Y después, un corte profundo y una nariz que literalmente pendía de jirones de músculo y cartílago. Aunque Buck cree que fue la embestida con el escudo lo que casi le cuesta su órgano olfativo, Beeds defiende que fue el botellazo lo que hirió gravemente a Buck, y de hecho cuenta con una testigo. Jasmine Bitternose, no se podía llamar de otra manera, afirma que Beeds no llegó a cargar contra Buck con el escudo y que éste lo llevaba levantado por protección, lo cual no es de extrañar viendo que llovían botellas.

La juez Donna Scott de la Corte Provincial de Saskatoon dictaminará sentencia sobre este asunto el 19 de marzo. Estas cosas en Hyrule no pasaban.

Publicaciones relacionadas

Cerrar