Lizard Squad le declara la guerra a John Smedley y Daybreak

Lizard Squad le declara la guerra a John Smedley y Daybreak

¿Recuerdas que hace poco te contamos que un miembro de Lizard Squad, Julius “Zeekill” Kivimaki, había sido hallado culpable de toda una ristra de cargos por delitos cibernéticos? Pues bien, John Smedley, CEO de Daybreak, la desarrolladora que anteriormente fue Sony Online Entertainment, no siente ninguna pena por el joven de 17 años.

Muy al contrario, no hace mucho se quedó bien a gusto con Kivimaki a través de Twitter relatando las fechorías que éste le había hecho. Pero si algo sabemos de Lizard Squad es que la palabra “escarmentar” no está en su vocabulario. Los servidores de varios juegos de Daybreak han sido objeto en el día de ayer de “un ataque DDoS menor. Estamos trabajando en ello y pronto estarán operativos. #fastidio”, como el propio Smedley anunció en la red social. Bien, esta fue la cruda venganza del grupo contra Smedley por sus palabras.

Y es que así lo reconocen con este mensaje en Twitter: “Tenemos informes de que el ataque está afectado a todos los juegos de DayBreak. Espero que te guste nuestro regalo, John Smedley”. Si buscas un signo de madurez en esta represalia, no la encontrarás ni aquí ni en las demandas del grupo: “La única manera de que hagamos las paces con John Smedley es que viaje a Krasnodar y se arrodille ante Zeekill”.

Sí, es lo justo para Smedley, que se lo ha buscado después de que de Zeekill hiciera aterrizar un vuelo en el que viajaba con una falsa amenaza de bomba, publicara todo el historial de su tarjeta de crédito, le mandara fotos de la tumba de su padre con ciertos “regalitos” desagradables encima, recibiera llamadas de extraños para él y su familia, se le cargasen más de 50 compras fraudulentas en su cuenta bancaria y fuese víctima de swatting repetidas veces. Vaya, así aprenderá a no, eh, a… a algo.

“Para ponerlo claro, quiero a este tipo entre rejas durante mucho tiempo. No deberían poder hacer esta clase de mierda sin afrontar las consecuencias. Pienso hacer todo lo que esté en mi poder para ver cómo recibe su merecido en los tribunales de una forma u otra”, dice un legítimamente enfadado Smedley. Está claro que hacer amigos no es el fuerte de Lizard Squad. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar