Lo que Mario tenía que haber hecho antes de empezar su aventura

Lo que Mario tenía que haber hecho desde el primer momento

Hacerse autónomo es un quebradero de cabeza. Da igual que sea con el papeleo y el ajetreo del día a día que brincando por un reino de fantasía en busca de una princesa. A Mario no le vemos ejercer mucho de fontanero, pero no por eso evita buscarse problemas. Problemas que, si se parara a pensar un poco con la cabeza fría, seguramente evitaría de manera más simple. Pero no, esa sangre latina que corre por las venas de nuestro héroe por el lado de su ascendencia italiana le ha jugado malas pasadas desde su primer juego en la consola NES.

La prueba está en esta imagen publicada en Imgur en la que se muestra lo que hubiese podido facilitar la búsqueda de Mario si en vez de salir corriendo a otro mundo cuando le dicen que la princesa está en otro castillo, se hubiese parado a hacer lo más sensato. Preguntar en qué castillo está e ir directamente. Y aún es poco cuando hubiese podido avisar al equivalente a la policía, ejército o bomberos para que se hicieran cargo del problema, que para eso el rapto de una princesa a cargo de un saurio malvado es asunto de estado. He aquí lo que Mario debió hacer y no hizo:

“-¡Gracias, Mario! ¡Pero nuestra princesa está en otro castillo!
-Oh… Bueno, ¿sabes en qué castillo está?
-¡Sí, por supuesto! Está en el octavo”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar