Lo último en juegos independientes es… ¡jugar masticando!

Ay, el desarrollo independiente, con qué deliciosas excentricidades nos deleita de tanto en tanto. Si a esto le unimos la indudable aunque extraña originalidad japonesa, obtenemos cosas como Food Practice System, un juego en el que para progresar tendremos que comer delante de un micrófono.

La mecánica de este juego que nos descubre Destructoid es simple y a la vez delirante. Primeramente hay que aclarar que estamos ante un juego de disparos en primera persona, es decir, que haremos uso de una pistola de luz. En la pantalla se nos muestran varios enemigos en forma de vegetales diversos, vegetales que, en la realidad y ante nosotros, han de tener su contrapartida física. ¿Para qué, os preguntáis? Pues muy simple: para recargar.

Sí, socios. Cuando se nos agote la munición debemos coger el último vegetal al que hemos disparado, llevárnoslo a la boca y mascarlo un número de veces igual al número que aparece en pantalla. Todo esto frente a un micrófono que captará el sonido de nuestras fauces machacando el alimento. Por último, enseñamos los dientes a una cámara para demostrar que hemos tragado el bocado y, ¡ale hop!, listos para disparar de nuevo. ¿Quién dijo que los videojuegos no se preocupan de nuestra nutrición?

Publicaciones relacionadas

Cerrar