Londres espió las cámaras web de millones de usuarios de Yahoo y quería hacer lo mismo con Kinect

 

Gracias a nuestros compañeros de El Mundo descubrimos que la Agencia de Espionaje Británica interceptó y almacenó imágenes de casi 2 millones de usuarios de cuentas de Yahoo, ayudado para ello por Estados Unidos a través de su Agencia de Seguridad Nacional. Las imágenes eran extraídas de chats de los usuarios de Yahoo. Al respecto, desde la compañía han negado cualquier colaboración y se muestran indignados con la conducta del gobierno británico. Todo esto ha sido revelado gracias a documentos confidenciales publicados por el diario inglés 'The Guardian'.

Pero no sólo querían limitarse a espiar a través de la webcam, sino que su intención era aprovechar el espectacular potencial que hay en el periférico de Xbox 360 y Xbox One: Kinect. Dicha agencia británica, conocida en inglés como GCHQ (Government Communications Headquarters) quería aumentar así el control sobre los ciudadanos con el fin de completar sus bases de datos con perfiles, reconocimientos faciales y patrones de conducta. El mencionado Centro de Escuchas Británico (GCHQ) accedía a las webcam mediante un programa informático llamado "Nervio Óptico".

Pero el gran problema para la Agencia no era espiar indiscriminadamente a cualquier ciudadano británico usuario de Yahoo que tuviese webcam, fuera o no sospechoso de terrorismo; sino que el mayor reto con el que se encontraron era almacenar las imágenes recogidas esos 4 años y evitar que fueran vistas por sus empleados de forma masiva y lasciva, debido al increíble contenido sexual implícito y explícito que se recogió durante esos años sin que los usuarios supieran que estaban siendo observados, o que hubiese alguien más mirando a parte del destinatario deseado.

Por último, se confirma que los documentos forman parte de los documentos clasificados como altamente secretos que fueron divulgados por Edward Snowden, ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos que ahora mismo se encuentra en Moscú, que le concedió el asilo político después de que el 23 de junio de 2013 revelase al mundo el masivo espionaje realizado por EE.UU.

Publicaciones relacionadas

Cerrar