Los 10 mejores videojuegos indie de 2016

Los 10 mejores videojuegos indie de 2016

Aunque cada año disfrutamos de una enorme cantidad de grandes producciones dentro del mundo de los videojuegos, lo cierto es que el panorama independiente nos demuestra temporada tras temporada que sigue en plena forma. Y es que para tener una buena idea y ejecutarla correctamente no hace falta tener un presupuesto gigantesco, solo hace falta esfuerzo, constancia y talento.

Es precisamente por ello que hoy queremos comenzar a hacer balance de lo que nos ha dejado este 2016 hablando sobre los mejores videojuegos indie que hemos disfrutado durante estos doce meses. Todos ellos (y muchos otros que no han entrado en nuestra lista de diez favoritos) merecen un gran reconocimiento y, en caso de que no lo hayas hecho, también merecen que los juegues.

Inside

Probablemente el nuevo trabajo de los creadores de Limbo sea el videojuego independiente del año. La oscuridad que transmite Inside es inexplicable, pero su suave narrativa, sus ingeniosos puzles y su creciente misterio a medida que avanzamos en el juego son piezas fundamentales para entender su éxito. Otro más de Playdead.

Firewatch

Los chicos de Campo Santo no solo nos ha deleitado con una misteriosa y emotiva aventura “walking simulator”, sino que nos han permitido vivir una de las relaciones mejor construidas del año. Hablamos de la de nuestro protagonista, un guardia forestal, y Delilah, su supervisora desde la distancia y con la que se comunica por radio.

Unravel

Electronic Arts ha dado respaldo a la industria indie permitiendo que Coldwood trayera a la vida su conmovedor Unravel. En él controlamos a Yarny, un simpático muñeco de hilo que va rememorando los recuerdos de una familia al mismo tiempo que resuelve imaginativos puzles y debe encontrar más hilo para no deshacerse por el camino.

The Witness

Jonathan Blow volvió a la carga a principios de este año con un videojuego de puzles en el que invirtió casi todo su patrimonio. En The Witness pondremos a prueba a nuestro cerebro con acertijos de dificultad creciente y que nos harán sentir fenomenal cuando los resolvamos. Visual y artísticamente también es una delicia imperdible.

Virginia

Aunque ha pasado desapercibido por ser un juego pequeño, Virginia ya puede ser considerado el Twin Peaks de los videojuegos. El título nos lleva a una investigación policial en un pequeño pueblo y tiene como particularidad que no hay diálogos. De este modo el protagonismo recae sobre una increíblemente maravillosa banda sonora.

Stardew Valley

Los amantes de la gestión de recursos y la estrategia han tenido su ración de buen videojuego independiente de este año. Hablamos de Stardew Valley, que ha sido el fenómeno de Steam y que ahora ha llegado a consolas de actual generación. Variado, profundo, vistoso, simpático. Con este juego tendrás diversión para horas y horas.

Layers of Fear

El terror independiente también se ha dejado ver en 2016. Los polacos de Bloober Team nos han deleitado con una aventura de horror del género “walking simulator” en el que encarnamos a un pintor venido a menos y con problemas mentales que recuerda sus tiempos pasados y nos va descubriendo los secretos de su familia y su vida.

Superhot

Aunque sea poco habitual, el género de los shooters en primera persona ha gozado este año de una aventura de esas que no se pueden dejar pasar. Y es que Superhot es algo conocido y al mismo tiempo novedoso. Es un FPS, sí, pero en él el tiempo solo corre cuando estamos en movimiento, por lo que tenemos que pensar bien cada paso.

Stellaris

El mundo del PC es especialmente productivo a la hora de dar a luz a títulos indies. Otro de los grandes de este año ha sido Stellaris, que nos ha permitido embarcarnos en una aventura espacial repleta de simulación, estrategia y gestión de recursos y cuya profundidad nos tendrá enganchados durante cientos de horas.

Darkest Dungeon

El último de los grandes juegos independientes que hemos disfrutado este año ha sido Darkest Dungeon, una aventura de rol y combate por turnos que debutó en PC y que ahora ha llegado también a PlayStation 4. Dificultad, desafío extremo, adrenalina tras cada combate y complejidad táctica y profundidad de posibilidades.

Publicaciones relacionadas

Cerrar