Los 10 peores videojuegos de grandes desarrolladores

Los 10 peores videojuegos de grandes desarrolladores

Hoy en día, a lo largo y ancho de la industria del videojuego podemos oír nombres como Bethesda, Rockstar o Naughty Dog, y pensar automáticamente en grandes juegos, que por lo tanto sitúan el futuro de estos estudios como repletos de dichos títulos exitosos. Sin embargo, todos nos podemos equivocar.

Y ahí están incluidos los mayores estudios de desarrollo de videojuegos, que a lo largo de su recorrido, por diferentes razones, no se han librado de sacar al mercado algún que otro juego que pudiera ser considerado un fracaso, más o menos objetivamente. Pues bien, en este reportaje recopilamos diez ejemplos de títulos que no alcanzaban la calidad esperada teniendo en cuenta su estudio responsable.

Haze – Free Radical Design

Los adorados creadores de la magnífica saga TimeSplitters fueron los responsables de este esperpéntico FPS, en el que nos poníamos en la piel de un soldado que se podía administrar una droga llamada Haze, con la que dejaban de sentir dolor o miedo, pero que a la larga provocaba alucinaciones. Lo mismo ocurría con el título, cuyos gráficos e historia precisaban de tomar pastillas contra el mareo, quedándose muy lejos de la expectación generada.

Whiplash – Crystal Dynamics

Este juego no es malo por sí mismo, pero en comparación a otros trabajos del estudio se queda a la altura del betún. Y es que después de obsequiar al mundo con Legacy of Kain y Tomb Raider, no podíamos hacernos a la idea de este curioso título en tercera persona con unas moderadas plataformas y un fuerte impacto crítico por su uso temático de la experimentación con animales.

Minority Report: Everybody Runs – Treyarch

En Minority Report, la película protagonizada por Tom Cruise, acompañábamos al personaje en toda una carrera para desvelar una trama que involucraba a un grupo de videntes capaces de ver crímenes antes de que se produjeran. El videojuego resultante fue un mediocre beat ‘em up que se quedaba muy lejos de la genialidad de Spider-Man 2 o los títulos Call of Duty: Black Ops.

The Legend of Korra – Platinum Games

La genial serie de animación La Leyenda de Korra recibió su propio videojuego en 2014, que prometía enormes dosis de acción elemental como sólo habíamos visto en títulos como Bayonetta y Metal Gear Rising Revengeance. Sin embargo, no cumplió sus promesas, y la combinación de un gameplay repetitivo y una historia casi inexistente contribuyeron a olvidar rápidamente esta indigna adaptación de la serie de Nickelodeon.

Jurassic Park: The Game – Telltale Games

En su recorrido durante los últimos años, Telltale Games nos ha obsequiado con algunas de las mejores historias que hemos visto en nuestras consolas, como The Wolf Among Us o las adaptaciones de Juego de Tronos y The Walking Dead. Es por ello que nos hizo tanta ilusión saber que se disponían a acometer el proyecto de adaptar Jurassic Park a este formato. Extrañamente, los personajes se quedaron planos cual hojas de papel, y el título sufrió fuertes críticas por no tomarse en serio a sí mismo.

Urban Champion – Nintendo R&D1

Tenemos ante nosotros la perfecta experiencia para aquellos jugadores masoquistas que busquen un título sólo basado en machacar botones sin sentido, y tan fácil que puede ser superado con los ojos cerrados. El único objetivo de este primitivo juego de lucha es empujar a nuestro oponente hasta que caiga por una alcantarilla, algo que dista mucho de otros trabajos de Nintendo R&D1, creadores del primer Donkey Kong y pioneros de la franquicia Super Mario.

Shrek – DICE

Después de jugar a Battlefield 1942, uno podría pensar que DICE estaba destinada a grandes proyectos, con el único límite en el talento de sus creativos. Nos equivocamos, especialmente cuando el estudio quiso aprovechar el éxito de Shrek y crear un beat’em up que utiliza la mediocridad para cubrir lo malo que es. No todas las adaptaciones son buenas, pero ésta desequilibra enormemente la balanza.

Who framed Roger Rabbit? – Rareware

Parece que hay una clara tendencia en lo que supone que un gran estudio desarrollador se lance a adaptar una película de éxito, como viene a argumentar este caso. ¿Quién engañó a Roger Rabbit? fue un éxito del momento, como una película pionera en unir animación e imagen real. Sin embargo, su videojuego sólo fue pionero en que nadie sabía por dónde cogerlo, siendo un inexplicable fruto de los creadores de Goldeneye 007 o Banjo Kazooie.

Way of the Warrior – Naugthy Dog

Los creadores de obras maestras como The Last of Us o la saga Uncharted no tuvieron ante sí un sendero de rosas en sus comienzos, sino más de un bache en el camino. Uno de ellos fue Way of the Warrior, un clon de mortal Kombat que no tenía vergüenza ni originalidad. Sólo se puede salvar la banda sonora, a cargo de White Zombie.

Steel Batallion: Heavy Armor – From Software

En From Software nos han acostumbrado a juegos muy difíciles con la saga Souls, pero en 2012 la dificultad estribaba en encontrarle puntos positivos a este título. Y es que intentaba utilizar los controles Kinect para hacernos sentir dentro de la acción bélica de su historia, pero fallaba a consecuencia del mal ajuste de dicho control, haciendo de él un título imposible de jugar con éxito.

Cerrar