Los 10 videojuegos más infravalorados de la actual generación

Los 10 videojuegos más infravalorados de la actual generación

El día a día de cada jugador está lleno de decisiones, especialmente cuando se trata de elegir qué juego comprar y superar a continuación. En esta decisión influyen toda clase de factores, si bien algunos de los más importantes son la opinión general del público y la nota que cada juego recibe en sus análisis internacionales.

Si bien esto nos ayuda a seleccionar juegos acorde con lo que creemos que es más apropiado para nosotros, causa un problema: y es que puede haber títulos en el mercado que nos vayan a encantar, pero no hayan recibido la suficiente notoriedad o se les haya dejado pasar sin pena ni gloria, lo cual los oculta a nuestros ojos y no nos da la opción de disfrutarlo.

Pues bien, en este reportaje vamos a analizar algunos ejemplos de este tipo de casos, recopilando así 10 de los juegos más infravalorados que están actualmente en el mercado de PC, PlayStation 4 y Xbox One. Si tienes la oportunidad de jugarlos, hazlo, pues seguramente no te arrepientas.

Divinity: Original Sin – Enhanced Edition

En este RPG podemos jugar siempre que queramos junto a un amigo, ya sea en el mismo PC o en modo online, y su modalidad para ordenadores fue alabado por la crítica. Sin embargo, su salto a consolas en la forma de su Enhanced Edition no tuvo prácticamente relevancia, en parte por su perspectiva isométrica y por el agote del mercado RPG gracias a Fallout 4 o The Witcher 3: Wild Hunt.

Alien: Isolation

Cuando se anunció que la franquicia alien daría un nuevo salto a consolas, los aficionados temblamos de miedo, pues SEGA nos había obsequiado con el horrendo Colonial Marines, y temíamos que lo hiciera de nuevo. Pese a las expectativas, Alien: Isolation resultó un gran juego en el que nos sentíamos totalmente vulnerables frente a unos Xenomorfos que surgían de manera procedural. Sin embargo, los jugadores no debieron agradecer sus mecánicas de tener paciencia y huir, pues sus ventas no fueron mucho mejores que las del anterior título.

This War of Mine

Un título que observa la guerra desde el punto de vista de los inocentes y los civiles que se ven involucrados en ella estaba destinado a ser un riesgo para sus responsables, y efectivamente no ha tenido el impacto en la industria que debería. Sin embargo, This War of Mine es un perfecto ejemplo de cómo afrontar un tema muy manido en los videojuegos, y darle una genial vuelta de tuerca.

Mad Max

En ocasiones, los videojuegos que ven la luz como parte del “merchandising” de una película sufren por ser de una calidad muy pobre, a causa de un desarrollo acelerado para ver la luz junto a dicha película. Este no es el caso de Mad Max, que se aleja del argumento creado en la cinta homónima, para ofrecernos unas mecánicas de mundo abierto muy interesantes, pero que no fueron valoradas por comparaciones a la genial y oscarizada película.

Hand of Fate

Cierto es que no todos los jugadores buscamos innovación. Siempre existen casos en los que nos podemos contentar con las mismas mecánicas e ideas, porque al fin y al cabo son entretenidas. El problema de esta mentalidad es que, si surge algo como Hand of Fate, que une un juego de cartas con batallas RPG que nos recuerdan a la saga Arkham, probablemente pase desapercibido. Y es una pena.

Battleborn

La lacra de este título de Gearbox Software y 2K Games no es ni mucho menos su gameplay, divertido como pocos, o su premisa, que sin ser innovadora resulta muy interesante. Su problema fue el don de la no-oportunidad. Y es que fue lanzado en plena aceleración del hype-train de Overwatch, un gigante que no dio ninguna oportunidad a su competidor más obvio, incluso antes de salir al mercado.

Titanfall

Titanfall fue un alfil que intentó derrocar a los reyes del shooter multijugador, Battlefield y Call of Duty, pero Electronic Arts no supo mantenerse en la cresta de la ola con un soporte adecuado para sus modalidades online, lo que hizo que esta mezcla de parkour y gigantescos mechas se hundiera en el olvido. Sólo esperamos que su secuela pueda hacer resurgir la franquicia.

Broforce

Puede que no conozcas este título más allá de “otro indie con estética pixel destinado a ser regalado con PlayStation Plus”, pero resulta uno de los multijugadores más innovadores de los últimos tiempos, y su temática de sátira hacia el concepto de héroe americano es una auténtica joya. Si buscas diversión pura junto a tres amigos, Broforce es tu juego.

The Evil Within

A día de hoy, valoramos sobremanera a Outlast por su uso inteligente del terror más absoluto y la sensación de vulnerabilidad que siente el jugador, pero esto era algo que ya consiguió The Evil Within. El problema es que su enfoque más gore y menos siniestro hizo que los aficionados del género lo dejaran pasar, sin poder apreciar sus aportaciones a la parte escatológica del terror.

Dying Light

Si decimos “supervivencia con zombies” podrías nombrar hasta una decena de juegos que entran dentro de esta categoría. Y ése fue justo el cáncer de Dying Light, versen incluido en una pila de títulos que nos daban poca munición para enfrentarnos a muchos zombies. Sin embargo, se trata de uno de los mejores ejemplos de mecánicas bien ajustadas del género, con una administración muy inteligente del equilibrio entre vulnerabilidad y combate.

Cerrar