Los acreedores de THQ sospechan que puede haber irregularidades en la venta de la compañía

El drama de THQ continúa. La compañía americana, que terminó el año 2012 anunciando su bancarrota, ha empezado el nuevo año con más problemas, ahora para su venta. Y es que los acreedores de la compañía, que no han visto cobradas sus deudas debido a la falta de fondos de la empresa, sospechan de la legitimidad de la compra de THQ por Clearlake Capital Group.

El motivo de la protesta sería que los directivos de la compañía están acelerando cuanto pueden la venta a Clearlake, evitando así que otras empresas interesadas en la compra puedan ofrecer una cantidad superior a la que ofrece dicha compradora, cifrada en 60 millones de dólares. Según los acreedores, la venta de THQ a Clearlake beneficiaria a los directivos, ya que continuarían en su puesto en caso de que la venta se realizara finalmente.

Los acreedores consideran ilícita esta medida, ya que consideran más lógico sacar la compañía a subasta pública y que se quede con ella el que realice la mayor oferta, lo cual sería beneficiario para ellos, pues cuanto más dinero entre por la venta de la compañía más posibilidades tendrán de cobrar sus deudas.

Por otro lado, los directivos argumentan que el motivo de su intención de vender rápido la compañía a Clearlake es que THQ necesita dinero rápido, o no podrá seguir funcionando en pocas semanas.

Publicaciones relacionadas

Cerrar