Los actos más perversos que los jugadores han llegado a cometer en los videojuegos

Cada vez hay más títulos que dan al jugador total libertad, o le permiten tomar todo tipo de decisiones morales. Sin embargo, lo segundo siempre ha estado más o menos presente en un gran número de juegos, y aunque el título en cuestión no contemplara esta clase de dilemas morales, ya se encargaban los propios jugadores de dotar a sus personajes de una maldad innata digna de cualquier supervillano de película.

Algo que desde Dorkly se han encargado de recoger, gracias a un post en Reddit que animaba a sus usuarios a confesar el acto más terrible que en algún momento habían llevado a cabo en cualquier videojuego. No te los pierdas y no dudes en comentar en la caja de comentarios qué acción oscura cometiste en algún videojuego.

Darth_Mufasa: Por supuesto, fue en los Sims. Quería crear una casa encantada, pero la única forma de conseguir lápidas era que tus Sims muriesen. Y, por supuesto, no quería contar con una tumba solitaria o con algo similar a una decoración de Halloween. Quería un maldito cementerio. Así que construí una pequeña piscina, hice que entrara en ella una familia de ocho personajes, que falleciera dentro y repetí este proceso hasta que murieron 64 personajes. Una vez hecho esto, cree una casa con un cuidador de aspecto inquietante.

Lo que ocurre con los fantasmas en los Sims es que es muy poco común que aparezcan. Aunque puede darse el caso, y, sobre todo, si construyes una casa al lado de un cementerio con 64 muertos. El pobre cuidador no podía dormir a causa de los fantasmas y estaba continuamente cayéndose de sueño sobre su propia orina, porque tampoco encontré ningún inodoro que pegara con la decoración terrorífica de la casa.

Edemardil: Solía matar gente en Skyrim, desnudarla, y lanzarla por los aires usando un puente levadizo como catapulta.

IDUnavailable: Solía jugar a Roller Coaster Tycoon.

Paso 1: Construye una zona de tiendas de comida y bebida a la entrada del parque, sin ningún tipo de servicios o baños, y pon el precio de la entrada lo más bajo posible.

Paso 2: Crea dos entradas en esa zona; una que lleve a una atracción de lo más ligera, y otra que dé paso a una montaña rusa de lo más increíble.

Paso 3: El final de la atracción más sencilla debe quedar suspendido sobre un lago, lo que llevará a que todo el mundo que la use se acabe ahogado. La otra atracción, en cambio, deberá finalizar en una sección similar a la entrada, con otras dos entradas que repitan el mismo proceso.

Paso 4: Repetir esto varias veces.

 

CantFindMyWallet: En cierto momento en que estaba jugando a Black and White para PC, me di cuenta de que necesitaba cierto objeto. Un tipo me dijo que lo tenía y que me lo daría si salvaba a su hijo que se encontraba en algún bosque. Así que saqueé su casa hasta dar con el objeto, fui al bosque, maté a su hijo y arrastré el cadáver hasta la entrada de su casa para que el padre pudiera ver el cuerpo muerto de su hijo.

 

6FootDwarf: En uno de los juegos de Spider-Man siempre hacía gala de una fuerza letal. Atrapaba a los malos, los llevaba conmigo a lo alto de un rascacielos, y ahí los golpeaba y los hacía caer. El juego lo registraba como un simple noqueo, pero yo sabía lo que había hecho.

Notsofastandy: Mi mujer es la persona más adorable y mona que puedas imaginarte. Pero si dejas que se pierda en Grand Theft Auto se pasará una cantidad inusitada de tiempo buscando gente gorda y quemándolos vivos.

Nevermind04: Había un juego de nombre Rimworld, que te permitía gestionar una especie de colonia. Sin embargo, para enriquecerme y hacer que mi colonia saliera adelante me dedicaba a crear granjas de personas. En primer lugar, cuando nos atacaban, encerraba a los supervivientes enemigos y los dividía en dos grupos. El primero, con aquellos que pudieran ser útiles, a quienes separaba hasta que decidían unirse a mi colonia; y el segundo, con aquellos que en un principio no sirvieran para nada.

A estos los encerraba en una jaula y solo les daba de comer una pasta especial, hasta que llegaba un momento en que debían pasar por cirugía, donde, primero, les cortaba las piernas para que no pudieran escapar. Y después me dedicaba a retirarles todos los órganos de valor que pudieran tener, hasta que murieran. Además, usaba su piel como cuero para distintos muebles que luego podía vender, y convertía su carne en una pasta que después daba al resto de supervivientes. Siempre cabía la posibilidad de que los futuros donantes de órganos estuvieran alimentándose de la carne de sus familiares o seres queridos.

Pmmeurmoney: Todos mis Pokémon competitivos han nacido de la endogamia para garantizar que tienen las mejores stats.

Cyclonitron: En World of Warcraft, en el pueblo de Silithus, si te situabas en un punto determinado podías atacar, pero que los guardias no te hicieran nada. Así que un amigo y yo nos dedicábamos a disparar a la gente que fuera a entrar o salir. Los guardias intentarían ir a por ti, pero el código del juego les impediría alcanzarte y les obligaría a regresar a su posición después de dar unos pocos pasos en tu dirección. Sin embargo, sí atacarían a aquellos que se pusieran en medio de nuestro fuego cruzado.

– Terrorismo Warlock.

– Hacer que personas muy inocentes se prestaran a sacrificarse para invocaciones.

 Rudeirishit: Cree un edificio impresionante en Cities Skylines y después lo derribé. ¿Habéis visto alguna vez morir a más de 5.000 personas al mismo tiempo? Yo sí.

Apemandune: Estuve jugando al Star Wars Knights Of The Old Republic original de la forma más malvada posible. Recuerdo que hacia el final podías usar un truco mental para hacer que tu compañero wookie matara a su mejor amigo. Entonces descubriría lo que había hecho y huiría. Perdía a dos compañeros de tu equipo y te sentías como un maldito villano. Ese juego es lo mejor.

Portarossa: En Civilization, Alexander me retó a construir Petra en un solo turno. Escogí España, y cree la mejor civilización que pudieras imaginar. Todo para que al final del turno, fuera completamente arrasada. Entonces construí una pequeña ciudad en la zona más inhóspita que encontré y la bloqueé con otras ciudades, y me dediqué a devastar todas y cada una de las ciudades de este tipo. Le quité todo lo que tenía, llené los campos de sal y toda ciudad que no me servía la quemé.

Entonces, antes de arrebatarle su última ciudad, comercié con él y le entregué una pequeña ciudad que había bautizado como El rincón de la vergüenza de Alex y que se encontraba en una zona helada.

 Irishbread: Arrojé al pingüino bebé desde la cima en Mario 64.

 

Cerrar