Los asesinatos más impactantes de los superhéroes

Se anuncian como defensores de la Justicia, pero emulando al mismísimo J.J. Jameson, son un verdadero peligro para la ciudad. Bueno, para los villanos. Estamos acostumbrados a que estos superhéroes cumplan un código ético que los lleva incluso a evitar la sangre de sus enemigos. Pero no os engañéis, las manos de muchos de ellos están manchadas de este líquido rojizo ya que en más de una ocasión se han visto obligados a llevarse una vida.

En ocasiones la de algún villano que molestaba demasiado, en otros ira ciega, en otros mantener el status quo. Pero no por ello dejan de ser sorprendentes. Hoy te traemos algunas de las que más nos impactaron, esos asesinatos que nos dejaron con la boca abierta ya sea al pasar las hojas de un cómic o ver alguna película. ¿Es el mundo un poco más seguro gracias a estas actuaciones? Eso es algo que le dejamos al mismísimo J.J. Jameson.

La muerte de Rorschach.

Implacable y amante de la verdad, así era el bueno de Rorschach. Algo que lo llevó a la muerte después de pretender revelar el plan de Ozymandias, lo cual pondría en peligro la paz mundial. Algo que hizo que el Doctor Manhattan lo volatizase directamente.

La muerte del Joker.

La casi eterna pelea entre Batman y el Joker encontró su final en The Dark Knight Returns. Un envejecido caballero oscuro por fin cruzó la línea, acabó con la vida de su némesis después de tantos años.

La muerte del Duende Verde.

En muchas ocasiones el Duende Verde ha parecido frente a Spider-Man. Pero nosotros nos quedamos con la que se vio en el número 122 de The Amazing Spider-Man y que posteriormente fue reproducida en las películas de Sam Raimi, aquella que puso fin al villano con las cuchillas de su propio aerodeslizador.

La muerte de Magneto.

Un claro caso de villano con un fin que cree ‘justo’. Pero no por ello menos malo. El némesis de los X-Men tuvo un final a manos de Cíclope durante la saga Ultimatun. Todo ello después de enterarse de la verdad: los mutantes no eran otra cosa que experimentos del Gobierno.

La muerte del doctor Doom.

Nuevamente la saga Ultimatum nos trajo otra muerte de villano en manos de héroe. En esta ocasión fue el doctor Doom en manos de La Cosa quien directamente le aplastó su cabeza aprovechando su gran fuerza.

La muerte de Ra's al Ghul.

Batman no usa armas, Batman no asesina. Y una leche, en esta ocasión abandonamos el mundo del cómic y vamos al del cine, a la primera de la trilogía de Nolan donde después de toda una película donde el Caballero Oscuro afirmaba ser distinto de Ra's al Ghul, terminó dejándolo morir quebrantando su código ético.

La muerte de Doomsday.

El Hombre de Acero no murió solo en ‘La Muerte de Superman’, el hijo de Krypton se llevó por delante a su enemigo, Doomsday, después de un combate épico que lo llevó hasta el extremo. En nuestra retina quedará aquella pelea hasta el último aliento.

La muerte del Joker, otra vez.

Después de tantos asesinatos, la justicia divina tenía que encontrar al Joker. El archienemigo de Batman murió en manos de Superman en Injustice después de que el Payaso Loco destruyera Metropolis llevándose por delante a la mujer e hijo del Hombre de Acero.

La muerte de Hulk.

No solo el Capitán Manhattan se manchó las manos con uno de sus compañeros, Ojo de Halcón también lo hizo en los eventos de Civil War después de enterarse de que en un futuro el alter ego de Bruce Banner podría acabar con todo a su alrededor. Mejor prevenir que curar. Una flecha entre ceja y ceja, y adiós.

La muerte de los mutantes.

Y cerramos este ranking con la muerte de todos los mutantes que pudimos ver en El Viejo Logan. Engañado por Mysterio, Lobezno creyó estar combatiendo criminales. Cuando la ilusión acabó se dio cuenta de la verdad: había llenado sus manos con la sangre de sus compañeros. Uno de los sucesos que lo marcaría en esta historia y que hizo que no volviera a sacar sus garras en mucho tiempo.

Cerrar