Los beneficios de Rovio caen un 73%

Rovio ascendió a las alturas con Angry Bird y sus muchos títulos, tanto como para ver de cerca la estrellada constelación de Hollywood y asegurarse un largometraje de animación de Angry Birds. Pero todo lo que sube, por esas caprichosas leyes que rigen la existencia, tiene que bajar, y Rovio ha bajado a un ritmo más rápido del que sería deseable durante el pasado ejercicio. Sus beneficios han caído un 73% en 2014, si bien la empresa sigue siendo rentable, pero no es una buena señal.

“En lo que a productos de consumo se refiere, 2014 no ha sido un año satisfactorio”, reconoce el CEO de Rovio, Pekka Rantala. “Sin embargo, la próxima película de Angry Birds va a tener reacciones muy positivas en la venta y en nuestros socios, así como en los grupos de consumo. Esto tendrá un impacto positivo en las licencias en próximos años”.

Una conclusión extraída tras conocer los resultados que desvela Reuters, según los cuales Rovio ha pasado de 36,5 millones de beneficios en 2013 a 10 millones en 2014. Sus ventas totales también han caído, aunque no tan acusadamente, un 9%. ¿Hace falta aire fresco en el reinado de los Angry Birds?

Publicaciones relacionadas

Cerrar