Los cartuchos fueron la salvación de los videojuegos

El mundo de los videojuegos no sería tal y como lo conocemos hoy si no hubiera sido por la creación de los cartuchos, que trajeron a nuestras casas la diversión de los videojuegos durante un largo período de nuestras vidas. Hasta mediados de los noventa todas las consolas de sobremesa utilizaban cartucho, no había otra opción. De hecho, si no hubiera sido por la creación de los cartuchos, la industria de los videojuegos hubiera desaparecido como tal.

La primera en incluir este soporte para juegos fue también la primera consola de sobremesa que salió al mercado, la llamada MagnaVox Odyssey. Creada en 1972, era una consola que no tenía mucha potencia, y su hardware y su software eran muy limitados para los videojuegos, por lo que se decidió usar los cartuchos, aunque en aquel momento no eran cartuchos propiamente dichos, para ayudar a la consola a poder reproducir el videojuego en cuestión.

Y es que el cartucho no solo llevaba consigo el juego. No era un simple objeto que colocabas en la consola y ya, no. El cartucho ayudaba a la consola de sobremesa a que esta pudiera tener la suficiente capacidad como para hacer correr gráficamente el juego sin problemas. Era un soporte que le permitía a la consola hacer su trabajo.



Es cierto que su producción no resultaba tan barata como la de los CDs, pero los cartuchos permitían la inclusión de chips y determinadas piezas en su interior que ayudaban a la consola a llegar a unos estándares más que suficientes para reproducir un juego. De esta forma, los cartuchos podían mejorar el sonido de la consola, aumentar su capacidad o incluso renderizar ciertas cosas que la consola por sí sola carecía de potencia para hacerlo.

Además, eran objetos altamente resistentes porque no incluían piezas móviles uqe se pudieran romper si eran golpeados. Aguantaban muy bien las caídas y los golpes e incluso el número de lecturas. Los tiempos de carga también eran eliminados con los cartuchos, solo había que introducirlo en la consola y jugar directamente, sin esperar a que se cargara el juego.

Consolas como Atari, Master System, Famicom/NES, Sega Mega Drive, Super Nintendo o Nintendo 64 fueron posibles gracias a la inmensa capacidad que los cartuchos tenían. De no haber sido por ellos, tal vez estaríamos en un mundo en el que esas consolas de sobremesa mencionadas, no podrían haber existido. Triste, ¿verdad?



Aunque la introducción del CD en el mundo de los videojuegos es algo que dejó en un segundo plano a los cartuchos, (gracias a su creciente perfeccionamiento y a que en esos momentos consolas como PlayStation 1 sí que tenían ya la potencia suficiente como para reproducir un juego sin ayuda exterior), sí que se siguen usando en las consolas portátiles. En este sector, y gracias al monopolio de Nintendo, el soporte de cartucho ha sido el favorito desde el principio, y aunque han ido adaptándose a los tiempos que corren, la tecnología que usan es prácticamente la misma.

En la actualidad ya ninguna consola usa cartuchos, a no ser que hablemos de las portátiles, por supuesto, pero hay rumores de que esto puede cambiar. Nintendo podría estar preparando la vuelta a los cartuchos con su nueva videoconsola, Nintendo NX. La compañía nipona nunca ha ido a la par que todo el mundo en la industria de los videojuegos, por lo que no sería de extrañar que Nintendo apostara por viajar al pasado y volver a los cartuchos.

Cerrar