Los clichés más habituales en los posters de cine

¿Alguna vez os habéis parado frente al póster de una película recien estrenada en el cine y sólo por ello habéis decidido no verla, o al contrario?

En realidad, no es algo demasiado extraño. Lo cierto es que nunca hay que juzgar un libro por su portada, y es posible que luego la película nos sorprenda de manera grata, pero tampoco podemos obviar el hecho que nos ha enseñado la experiencia: hay posters de películas que ya nos indican de qué trata la película o qué va a pasar.

Todo es cuestión de composición y colores, y si no os lo creéis, atentosa esta composición de posters que ha hecho el usuario Jackomatic, y que hemos visto en su galería de Imgur.

¿Qué os parecen?

1. Si el la película que se anuncia se las da de independiente o se considera como tal o trata temas poco habituales capaces de encasillarse dentro de este género, lo más seguro es que su poster sea de color amarillo.

2. ¿Hablamos de comedias románticas o películas dónde la protagonista femenina es el mayor atractivo de la cinta? Entonces, pongamos a la chica en cuestión un vistoso vestido rojo pasión.

3. Hablamos de héroes y villanos solitarios, capaces de crear grandes escenas dramáticas, o de tener protagonismo absoluto en una cinta. Bien, pues pongamos su figura de espaldas en un escenario sombrío, y si está empuñando un arma de su gusto, mejor que mejor.

4. ¿No se te ocurre ninguna idea original para un poster de una película de terror o alienígenas? No hay problema, pon un primer plano de un ojo. Asunto resuelto.

5. Si nuestra idea es vender una emotiva película de animales, no hace falta demasiado: un armonioso fondo azul zafiro, animales de espaldas o de perfil en una pose tierna, y si puedes añadirle una enorme luna blanca o un reflejo, no le hará daño.

6. ¿Nuestro héroe busca justicia a cualquier precio? Entonces, en una "original" ironía hacia la justicia, dejémoslo "ciego" en el poster.

7. Otro recurso para remarcar que no hay nada mejor en nuestra película que determinado actor, y que además, este es genial: un primer plano de la cara con una cita poderosa en una fuente que puedas identificar con el estilo de la película. Cuestión de recursos.

8. Tenemos entre manos una película romántica o muy dulce, en la que nos interesa la pareja protagonista como un todo. Pues nada, ponles dándose la espalda: ¡nada mejor para demostrar el amor!

9. Una silueta de una o varias personas frente al océano, mientras que las caras de los protagonistas de la película flotan entre las nubes, todo hecho con tonos pastel… Atentos, porque estamos ante un dramón de película, que pretende llegarte hasta el alma o al menos hacerte soltar una lagrimita.

10. Cambiamos radicalmente el estilo: tenemos una película que es cien por cien acción, y que además tiene muchas muchas explosiones. No hay nada mejor que hacerle un poster en blanco y negro con toques de rojo y naranja.

11. Pero si tenemos una peli de acción con mucha acción donde ADEMÁS podemos esperar algo más que explosiones, lo mejor que podemos hacer es poner letras rojo sangre, y si salen escenarios dramáticos, mejor.

12. Si nos topamos con una película en cuyo poster hay alguien corriendo por la calle, lo más seguro es que el color imperante sea el azul. Y que estemos ante un thriller, pues también.

13. Aparte, tenemos los posters  en los que formamos caras de personas con diferentes elementos. Aquí las temáticas de cine son variadas, pero es tendencia y un recurso muy utilizado.

14. Comedias gamberras, con escenas de sexo o al menos una o varias chicas sexys. No hay que comerse la cabeza: que en el poster podamos ver a través de sus piernas. Punto y final.

BONUS. En la mayoría de películas en las que el protagonista sale de perfil hay una probabilidad muy muy alta de que sea encarnado por Tom Cruise.

Publicaciones relacionadas

Cerrar