Los creadores de Detroit: Become Human explican el por qué de elegir esta ciudad

Los creadores de Detroit: Become Human explican el por qué de elegir esta ciudad

Hay algo en Detroit, la ciudad, no el juego al que da nombre, que parece atraer a las mentes creativas para reflejarla como un escenario distópico para un futuro que no pinta especialmente halagüeño. Sucedió con Robocop, donde el Viejo Detroit es prácticamente una zona desmilitarizada. Y aunque Quantic Dream guarda un sino mucho mejor para la ciudad estadounidense en Detroit: Become Human, en realidad estas dos interpretaciones guardan una misma causa. 

Hay una razón para que Detroit tenga esta imagen de escenario de una explosión tecnológica que luego puede venirse a menos, como en la película de Paul Verhoeven. Y es que no es la primera vez que sucede. Precisamente, Detroit: Become Human busca ser una analogía a la condición de la ciudad como sede de la industria automovilística estadounidense, antes de que éste se fuera y dejara a la urbe hundida.

«Elegimos Detroit porque una vez fue la capital de la industria del automóvil y de Ford Motors», cuenta Adam Williams, guionista principal del juego, al portal Game Reactor. «Durante la primera revolución industrial en América, Detroit se convirtió en una de las principales ciudades del país debido a que la mayoría de coches se fabricaban allí. Después de que la industria se volviera global, muchos fabricantes dejaron Detroit y la ciudad se hundió, con grandes zonas vacías donde antes estaban esas fábricas.» 

«Hemos tomado eso para el juego, y en él, Cyber-Life, la empresa que fabrica los androides, escogió Detroit como sede. Y tal como sucedió con la industria automovilística en el pasado, en nuestro universo Detroid se ha convertido de nuevo en el centro de la segunda revolución industrial en los Estados Unidos y el mundo». Detroit: Become Human llegará a PlayStation 4 en un momento por determinar de 2018.

Publicaciones relacionadas

Cerrar