Los creadores de Smash Bros. Ultimate querían que los jugadores pudieran importar sus niveles de Minecraft

Sakurai explica su intención especial, y también lo más difícil de meter a Steve en Smash Bros.

Super Smash Bros. Ultimate recibía hace unas semanas a un personaje de lo más inesperado. Steve de Minecraft ya es un luchador más junto con Mario y compañía en el título de lucha de Nintendo Switch. Una inclusión de lo más curiosa, y merecida, que tiene detrás de sí numerosas ideas descartadas. Masahiro Sakurai, máximo responsable de Smash Bros. Ultimate, ha revelado que querían dar la posibilidad de importar mapas de Minecraft para tener más niveles en Smash.

Sakurai revela una función de Smash Bros. y Minecraft eliminada

El creativo ha vuelto a Famitsu con la columna mensual que firma en cada nueva edición de la revista. Gracias a la traducción de Robert Sephazon en Twitter, sabemos que la prioridad era introducir mecánicas de Minecraft en Smash. «Elementos derivados del juego original, como la minería, la creación y la colocación de bloques, fueron utilizados, junto con otras funciones bastante notables«, comienza explicando a la vez que añade la introducción de los biomas en el nivel de Minecraft. Sin embargo, la idea original iba más allá.

«Originalmente, Sakurai tuvo la idea de crear un editor de niveles que permitiera a los jugadores crear un mapa en Minecraft e importarlo en Super Smash Bros. Ultimate, pero se deshizo de la idea muy pronto, simplemente porque era «imposible», tal y como explica.»

Además de revelar esta curiosa función que fue descartada, Sakurai también ha adelantado que hay más figuras amiibo en camino para los jugadores de Smash, por lo que probablemente veamos un amiibo de Steve de Minecraft. Asimismo, en la misma columna ha revelado que lo más difícil no fue crear al personaje como un luchador, sino adaptar la música de sus videojuegos. Esa fue la faceta más complicada que trajo consigo este fichaje que se estuvo negociando durante muchos años.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar