Los desafíos de videojuegos más locos superados e inventados por los jugadores

Los desafíos de videojuegos más locos superados e inventados por los jugadores

Podemos encontrarnos todo tipo de desafíos a la hora de afrontar un videojuego. Hay títulos más que conocidos por lo inclementes que son con el jugador, como también hay otros mucho más fáciles y, como se suele decir, bastante facilones.

Aun así, siempre hay margen para buscar una vuelta de tuerca con la que complicar más las cosas, normas inexistentes en el juego pero inventadas por los jugadores para hacer que algo que fuera un paseo sea toda una tortura, o que incluso algo realmente difícil se convierta en una tarea imposible. Y hoy vamos a hablar de esto, de los desafíos de videojuegos más locos superados e inventados por los jugadores.

La comunidad ha tenido ideas tan disparatadas como completar Super Mario Bros. con el menor número posible de puntos o incluso completar Soul Calibur usando una caña de pescar. Desde luego, inventiva hay para rato, como también ganas de ponerse a prueba de mil formas distintas. Y si no os lo creéis, echad un vistazo a continuación.

 

Superar Super Mario Bros. con el mínimo de puntos

En lugar de matar a todos los enemigos, coger todas las monedas y power-ups y saltar a lo más alto del banderín de final de nivel, el objetivo de este reto consistía en hacer todo lo contrario. Gracias a eso, el speedrunner NotEntirelySure descubrió que puedes pasarte el clásico Super Mario Bros. acumulando tan solo 500 puntos. Aunque hace falta mucha maestría y paciencia.

 

No recibir ni un solo golpe en Ninja Gaiden 2

La saga Ninja Gaiden es popular por su más que elevada dificultad, por eso este desafío es de lo más bestia que nos hemos cruzado nunca. Un jugón chino logró completar tanto la versión de PlayStation 3 como la de Xbox 360 de Ninja Gaiden 2 en su dificultad máxima, Maestro Ninja, y sin recibir ni un solo golpe durante toda la partida. Suponemos que, tras esto, se retiró al planeta Dagobah a descansar a la espera de algún pupilo.

 

The Legend of Zelda… sin espada

El mítico «It's dangerous to go alone, take this!» es una frase que no se puede leer si quieres superar este reto. La propuesta es sencilla: superar el primer The Legend of Zelda, de NES, sin tener el arma clave para Link. Si bien es cierto que para vencer a Ganon sí es necesaria, el reto es una tarea propia de auténticos titanes de la paciencia que hayan memorizado el juego de cabo a rabo, porque no solo queda ahí, el desafío también consiste en usar solo 3 corazones y no morir. Coser y cantar.

 

Cumpliendo las normas en Grand Theft Auto IV

Cuando se nos da libertad para elegir, solemos ser unos salvajes en los videojuegos, sobre todo en los de tipo sandbox. Por eso este desafío es tan original como soporífero. Tan solo consiste en cumplir las leyes y las normas de la vida real dentro de Grand Theft Auto IV. El problema es que a la larga se acaba convirtiendo en un walking simulator y en toda una fuente de atascos, como si no tuvieras suficientes en la vida real.

 

Pokémon Nuzlocke

Esta otra forma de jugar a Pokémon se ha convertido en una alternativa tremendamente aceptada entre los fans de la franquicia. Los desafíos Nuzlocke tienen dos reglas muy simples: cada Pokémon debilitado es considerado muerto y debe liberarse, solo se puede capturar la primera criatura que aparezca en cada nueva zona. Con esas dos normas la dificultad se eleva de forma exponencial, como también lo hace la emoción. No nos extraña que sea tan popular.

 

Completa Soul Calibur con una caña de pescar

Una marcianada como un templo, pero nos encanta. Gracias al surrealismo de ciertos periféricos, es posible conseguir mezclas tan locas como jugar a Dark Souls usando unos bongos; pero este caso es distinto, ¿qué tal jugar a Soul Calibur usando una caña de pescar?, ¿qué tal hacerlo en la mayor dificultad? Lo han hecho, manejando a Cervantes, y la mezcla de agitar la caña para dar golpes y recoger carrete como un loco para cargar un ataque es algo que… Mejor vedlo vosotros mismos.

 

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar