Los desarrolladores de Call of Duty: Advanced Warfare escuchan las quejas de los usuarios

No es plato de buen gusto entrar a jugar una partida de Call of Duty: Advanced Warfare y encontrarse con problemas a la hora de establecer una conexión con una partida en curso. Es la piedra en el zapato de los usuarios de este juego, que está levantando discusiones a lo largo y ancho de la red. Tanto que han llegado a oídos de Michael Condrey, co-fundador de Sledghammer Games, quien ha abordado este asunto en un reciente post.

El mensaje de Condrey, publicado en la web oficial de Sledgehammer Games, dice lo siguiente al respecto del sistema de elaboración de partidas multijugador en Call of Duty: Advanced Warfare: “Primero que nada, y jamás haré bastante hincapié en esto, el servidor prioriza la calidad de la conexión del jugador antes que su habilidad para hacer las partidas competitivas, sin excepciones. La conexión rápida en un combate alojado en nuestros servidores dedicados es el componente más importante de nuestro sistema”.

Por otro lado, Condrey se ha referido a la práctica del “reverse boosting”, que consiste en jugadores de alto rango que se matan a sí mismos en el juego para quedar emparejados con otros usuarios de menor nivel y arrasar en el enfrentamiento. Una práctica que Condrey asegura que no quedará sin castigo: “No es diferente de las expulsiones que reciben los tramposos y nos estamos centrando más intensamente en prohibir la entrada a quienes hagan esta práctica para atajarla de raíz. Con esta política no intentamos restringir la diversión de Advance Warfare ni prohibir estilos de juego particulares. Sin embargo, vamos a mostrar tolerancia cero a quienes estropeen la experiencia a otros jugadores mediante trampas, aumentos o emblemas tóxicos en el juego”. Podéis leer el mensaje de Condrey al completo en este enlace.

Publicaciones relacionadas

Cerrar