Los desarrolladores de Dishonored afirman que no habrá batallas contra jefes finales porque quieren "huir de los clichés"

Si pensáis jugar a Dishonored y ya estáis imaginando cómo serán esas épicas batallas contra jefes, deberíais replantearos esa fantasía. En Arkane Studios consideran que eso está ya muy manido. De hecho, consideran que los videojuegos están construidos en general sobre una gran pila de clichés de la que quieren huir como alma que lleva el diablo.

Su diseñador, Harvey Smith, ha manifestado a Kotaku lo siguiente: “Somos muy conscientes de que los clichés en los juegos es algo fruto de la pereza, francamente. O dogmáticos, es quizá la palabra. Ya sabes: hay un jefe, revela su punto débil, tienes que darle ahí tres veces y luego otras tres veces, lo que sea. Supongo que nunca hemos sentido necesidad de poner jefes. Parece algo que tenga que estar ahí”.

“En nuestro caso no es el enfoque, y tenemos mucho cuidado de evitar este tipo de clichés dogmáticos sobre los que se construyen los videojuegos”, ha concluido Smith. Por tanto, nada de batallas contra jefes en Dishonored. ¿Qué os parece esto?

Publicaciones relacionadas

Cerrar