Los desarrolladores de Xbox One dispondrán de un 10% más de rendimiento a partir de junio

La noticia de la supresión de Kinect del pack básico de la consola Xbox One trajo consigo una reflexión acerca de a dónde iban los esfuerzo de la GPU de la consola ahora que no tenía que preocuparse de la cámara de Microsoft. Se especulaba con que la potencia de Xbox One podría aumentar en torno a un 10% con este descargo de tareas, aunque no había confirmación oficial de ello hasta ahora. Phil Spencer, máximo responsable de Microsoft Studios, ha confirmado que a partir de junio, el kit de desarrollo para esta consola permitirá aprovechar este extra.

“El software del kit de desarrollo de Xbox One de junio dará a los desarrolladores acceso a más ancho de banda en la GPU. Más rendimiento, nuevas herramientas y flexibilidad para hacer mejores juegos”, es el tuit que ha publicado Phil Spencer en Twitter. Además de ello, un representante de Microsoft ha datado este aumento de potencia en torno a un 10% en Eurogamer, si bien ante la pregunta de si este aumento bastará para hacer juegos que funcionen a 1080p y 60 imágenes por segundo, su respuesta ha sido un poco vaga: “Los juegos de Xbox One tienen buen aspecto, una jugabilidad rica y características específicas de la plataforma. El cómo los desarrolladores decidan acceder al rendimiento extra de la GPU para sus juegos dependerá de ellos”.

Esperamos comenzar a ver pronto los frutos de esta potencia extra.

Publicaciones relacionadas

Cerrar