Los discos duros podrían mejorarse en un futuro cambiado los imanes por láseres

En un momento en el que los discos duros tradiciones parecen empezar a sucumbir antes los SSD, de mayor velocidad y capacidad cada vez más holgada, cualquiera diría que podemos estar asistiendo al ocaso de este dispositivo tal como lo conocemos. Todo tiene que llegar, han servido bien, es ley de vida, polvo al polvo y etcétera. El réquiem por nuestros discos rígidos como los conocemos parece inevitable y cercano… de no ser porque de nuevo la tecnología da un vuelco para reinventarse a sí misma. Y es que los discos duros tradicionales podrían estar ante el umbral de su propia evolución para volver a recuperar su posición.

Esto se conseguiría, como cuenta la web Science Daily, sustituyendo el sistema de imanes que incorporan estas unidades hoy en día por un otro componente: el láser. Y el que el uso de un haz láser para cambiar la magnetización de los sectores del disco podría significar un notable incremento de velocidad respecto al proceso que se viene dando hoy en día y que es realmente el muro contra el que se da la progresión de esos dispositivos, ya que el mecanismo de imanes es demasiado lento para competir con otro tipo de tecnologías. Por otro lado, la magnetización de discos duros por láseres permitiría también subir el listón de las capacidades, que podría situarse, atención, en unos nada despreciables 45 TB. Podría ser la salvación del disco duro tradicional, pero veremos cómo evolucionan estos componentes y si se opta por esta opción.

Publicaciones relacionadas

Cerrar