Los fans de Harry Potter se han hecho con la victoria en su lucha contra la explotación infantil

Muchas asociaciones han intentado movilizar y extender el Comercio Justo, aquel en el que se venden productos garantizándose la igualdad entre productores y consumidores. Entre otras de sus características, se encuentra la beneficiosa explotación de la materia prima o la erradicación plena de la explotación infantil en las fábricas. Siguiendo el noble espíritu del mago Harry Potter, cientos de fans del "niño que vivió" han logrado instalar este tipo de comercio en los productos de chocolate de Warner Bros.

Como refleja The Washington Post, la Harry Potter Alliance llevaba cuatro años luchando para que Warner Bros. no vendiera productos de chocolate de Harry Potter sin el certificado de Comercio Justo. Esta iniciativa comenzó cuando los fans que conforman esta alianza pensaron que su héroe, el joven Potter, no permitiría que los niños trabajaran en fábricas de cacao para realizar productos de chocolate como las famosas ranas u otros dulces como las Grageas Bertie Bott.

Finalmente, ante la insistencia de este colectivo, Andrew Slack, el fundador de este grupo de fans, recibió una carta del presidente del Harry Potter Global Franchise Development, Joshua Berger, con el siguiente mensaje: "Para finales del 2015, y tan pronto como sea posible, todos los productos de chocolate de Harry Potter vendidos en tiendas Warner Bros. a través de nuestros socios autorizados llevarán el certificado de Comercio Justo".

Los fans de Harry Potter han conseguido, parcialmente, lo que la lucha de distintas asociaciones no han obtenido en numerosas ocasiones: que la explotación infantil pase a mejor vida, al menos en cuanto a la producción de chocolate. Esto sí que es magia verdadera.

Publicaciones relacionadas

Cerrar