Los fans deciden crear su propio Half-Life 2: Episodio 3

El que más y el que menos sabe lo que significa «hacer un Juan Palomo» y lo que implica con guisar y comer. Si extrapolamos este concepto a la industria del videojuego y forzamos la vista para centrarnos en Valve y en Half-Life, tenemos historias como la que os traemos a continuación. Un equipo de fans de la famosa franquicia de Valve ha decidido que es el momento de continuar la historia de Gordon Freeman tal y como sus creadores la habían dejado. Van a intentar hacer Half-Life 2: Episode 3.

El nombre de esta propuesta ahora mismo es Project Borealis y tiene un material de base bastante rotundo. Para establecer un argumento, este equipo, que ahora mismo se encuentra reclutando más candidatos antes entrar de lleno en la producción, se está basando en el guión que Marc Laidlaw publicó en verano de 2017 contando lo que iba a ser este tercer capítulo que jamás llegó y que venía a atar varios cabos que habían quedado sueltos.

Para llevar a cabo esta titánica tarea, han decidido mudarlo todo al Unreal Engine 4, por lo que tiene que trabajar de cero en multitud de aspectos. Por el momento, ya han logrado trasladar y mejorar ciertos modelos, amén de realizar determinadas animaciones y programas interacciones con los entornos. Algunas de las demostraciones publicadas enseñan a Freeman disparando sus armas y reflejando las consecuencias de los impactos de proyectiles; pero aún queda mucho por andar no solo para recrear todas las mecánicas que hicieron destacar a Half-Life 2, sino también para plasmar su mundo y, sobre todo, dar forma a una nueva entrega a la altura de su legado.

También queda por ver cómo reacciona Valve ante todo esto. Bien es cierto que la compañía no suele encajar mal este tipo de iniciativas, de ahí que tengamos a Black Mesa en activo y formando parte incluso del catálogo de Steam. ¿En qué acabará todo esto? Esperamos que en el deseado Half-Life 2: Episode 3.

 

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar