Los finales de los cuentos no son tan felices como nos los contaron

"Y fueron felices y comieron perdices. Fin." ¿Cuántas veces hemos escuchado esa frase antes de ir a la cama? Puede que cientos o ninguna si vuestros padres tiraban de imaginación para crear sus propias historias, pero aún así la conocéis seguro. Lo que nunca se nos dijo, es que todo era una farsa bien construida, que los cuentos nunca acaban realmente tan bien como se nos pinta.

Dorkly ha publicado una serie de imágenes donde se refleja el estado actual de los personajes de algunos cuentos tan conocidos como Blancanieves, La Bella Durmiente, La Princesa del Guisante o La Sirenita. Visto lo visto, os podemos asegurar que dista mucho de lo que teníamos entendido y se nos había asegurado que acabó ocurriendo.

Familias numerosas, guerras, cirugías estéticas o comas de por vida son algunos ejemplos de lo que os encontraréis en este grito a la verdad. Una realidad ocultada, probablemente, para que los sueños de los más pequeños sean felices. Si supieran esto, tendrían grandes pesadillas.

Para que comprobéis el final de vuestras fábulas favoritas, os dejamos con las ilustraciones comentadas. Algunas remueven por dentro. Os avisamos, podrían sorprenderos bastante. Las podéis ver a continuación y en las siguientes páginas.

Publicaciones relacionadas

Cerrar