Los finales más depresivos de los videojuegos

Los finales más depresivos de los videojuegos

ATENCIÓN, este artículo contiene SPOILERS de varios videojuegos

Que el jugador logre empatizar con los personajes es una de las principales preocupaciones de algunos escritores de guiones de videojuegos. Y es que de ello depende que nos emocionemos en el momento preciso, ya sea en medio de la aventura o en el mismísimo final. No es nada sencillo, pero hay unos cuantos ejemplos de juegos que lo han conseguido en los últimos años.

Es por ello que hoy te acercamos algunos de los videojuegos que, personalmente, han conseguido que se nos caigan las lágrimas con su potente y triste final. Puede que a ti no te emocionaran o que lo hicieran otros títulos, de modo que te invitamos a que los compartas con nosotros en la caja de comentarios. ¿Qué juegos han conseguido hacerte llorar con su final durante toda tu vida?

The Walking Dead: Temporada 1

Pocos finales de videojuegos más tristes ha habido en los últimos tiempos que la primera temporada del The Walking Dead de Telltale. Lee Everett era el único apoyo para la pequeña Clementine, cuyos padres ya habían muerto, y ahora debía quedarse sola ante el peligro de un mundo infestado por no muertos y peligrosos humanos.

Metal Gear Solid 3: Snake Eater

Hace bastantes años que ocurrió, pero el final de Snake Eater, el considerado mejor juego de la saga Metal Gear Solid, sigue poniéndonos los pelos de punta. Y es que de los que marcan al jugador, son el bueno de Naked Snake teniendo que dar caza a su maestra The Boss, que dio su vida por la causa.

The Last of Us

Toda la aventura de Naughty Dog está cargada de momentos dramáticos y que ponen a prueba a nuestra sensibilidad, pero el final no es apto para corazones sensibles. Y es que el futuro de Joel y Ellie se cimenta sobre una mentira que uno dice en voz alta y la otra se esfuerza en creer para no sentirse culpable por lo que ha ocurrido. Irrepetible.

Life is Strange

Si lo que de verdad quieres es llorar deberías jugar cuanto antes al maravilloso Life is Strange de Dontnod Entertainment. El juego se basa en fortalecer la relación entre Max y Chloe para que cuando llegue el momento de la decisión final lloremos como magdalenas. Una decisión es triste, pero la otra es sencillamente devastadora.

Shadow of the Colossus

Las obras de Fumito Ueda y el Team ICO siempre están impregnadas de ese aire de melancolía y cierta tristeza y Shadow of the Colossus no fue una excepción. Además de la genial conexión entre el juego e ICO, el final del título nos revela que hemos estado haciendo el mal y, finalmente, acabamos pagando con nuestra vida a cambio de la de nuestra amada.

Red Dead Redemption

La redención de John Marston parecía haberse consumado. Tras dar caza a los que una vez fueron sus amigos pudo volver a casa con su familia a disfrutar de una plácida vida. O eso es lo que él pensaba. El gobierno no quería dejar cabos sueltos y acorraló a Marston en su granero para darle muerte y acabar así con todos los miembros de la banda.

Brothers: A Tale of Two Sons

Uno de los videojuegos independientes más emotivos de los últimos años ha sido el original e innovador Brothers: A Tale of Two Sons, un título de cooperación y amistad fraternal. En la recta final uno de los hermanos es herido de muerte y, cuando el otro regresa con la cura ya es tarde. Todo acaba con el hermano superviviente y el padre ante la tumba del pequeño.

Uncharted 4: El desenlace del ladrón

El final de Uncharted 4 es depresivo pero no por ser triste por la muerte de alguien. Es el fin de una era. Nate y Elena ya son adultos hechos y derechos y tienen una hija. La vida de acción y peligros ha acabado, pero sigue la de exploración. Ese plano final de la foto de Drake, Elena y Sully hará llorar a cualquier fan que siguiera la saga desde el principio.

Cerrar