Los grandes despropósitos de la nueva generación

Los grandes despropósitos de la nueva generación

Todos damos por supuesto que cada nueva generación que llega conllevará mejoras en todos los ámbitos para los aficionados a los videojuegos. No obstante no siempre es así y esta octava generación de consolas lo demuestra. No olvidemos que hemos tenido en menos de tres años una cantidad ingente de grandes lanzamientos, pero no hay que olvidar las partes negativas. Por desgracia hay muchas.

Hoy hemos querido hacer memoria y repasar los grandes despropósitos de la nueva generación (también se incluye el PC) que están hartando a los usuarios más asiduos al ocio electrónico. Como siempre dejamos espacio para que añadas lo que te tiene a ti hasta el gorro. Queremos que nos lo cuentes en los comentarios.

Remasterizaciones

No cabe duda de que esta será recordada como la generación de las remasterizaciones. Cada nuevo mes tenemos nuevas versiones mejoradas de clásicos modernos y otros no tan clásicos… Todas las compañías se han animado a sacar sus grandes éxitos del olvido y a meterles una mejora de resolución y a venderla a precio de juego nuevo. Cabe señalar que es una buena oportunidad para aquellos que no había disfrutado en su momento de la obra en cuestión.

Nuevas versiones de consolas

Lo que trae de cabeza a los jugadores en las últimas semanas son las nuevas versiones de las consolas next-gen. Microsoft ya tiene a la venta Xbox One S y el próximo año recibirá Project Scorpio. Sony lanza hoy PlayStation 4 Slim y estrenará el 10 de noviembre PlayStation 4 Pro. Por su parte, Nintendo tiene a la venta cinco modelos distintos de 3DS. Los consumidores no podemos comprarlas todas…

Parches Day 1

Llevas esperando meses por ese juego. Lo compras. Lo introduces en tu consola y… parche del día uno. Gigas y gigas de actualización que te harán esperar horas (o minutos, depende de tu conexión a Internet) para poder empezar a jugar a ese videojuego que llevabas esperando tanto tiempo.

Ausencia de doblaje al castellano

La nueva generación también ha traído consigo la pérdida de una buena costumbre: doblar los juegos al castellano. Con Microsoft a la cabeza, cada vez son más las compañías que optan por doblar al inglés y subtitular a múltiples idiomas. ¿Y si no queremos estar leyendo todo el tiempo? El crecimiento de la escena independiente también ha intensificado esta tendencia, pues no tienen recursos para doblar a varios idiomas.

Actualizaciones para demos

Las actualizaciones del día uno o las del sistema son molestas, pero ahora llega la última moda: actualizar demos. Esta semana ya ha ocurrido dos veces. La primera ha sido Resident Evil 7, que ha introducido nuevo contenido. La segunda ha sido NBA 2K17, que en su demo llamada Prelude ha incorporado un parche. ¿Molesto? Sí, pero al menos no es de pago.

DLCs de pago para juegos sin lanzar

El Early Access o Acceso Anticipado también ha ganado mucho protagonismo con su presencia en Steam y Xbox One. Ahora tenemos la oportunidad de pagar por un juego que todavía no está terminado. Pero eso no es lo más sangrante, pues recientemente Ark: Survival Evolved lanzó un DLC de pago para su juego, que aún no se encuentra oficialmente estrenado.

Retrasos y más retrasos

Otro de los rasgos distintivos de esta generación son los retrasos. No hay mes que transcurra sin que recibamos la confirmación de que un juego ha sido retrasado varios meses. ¿No te lo crees? En los últimos siete días hemos conocido que The Last Guardian, Nioh y South Park: Retaguardia en peligro llegarán más tarde de lo esperado.

Resolución y fluidez

En 2013 se nos prometía resolución 1080p y fluidez máxima con los 60 frames por segundo estables en las consolas next-gen. Tres años después ni el lanzamiento de Xbox One S y el anuncio de PlayStation 4 Pro prometen que eso vaya a ser posible a corto plazo. ¿Será capaz de conseguirlo la próxima generación de consolas?

El crowdfunding abusivo

El crowdfunding o financiación colectiva es una gran herramienta para los desarrolladores con pocos recursos, pero no para los que más tienes. El famoso Keiji Inafune pidió dinero a los fans para su decepcionante Mighty No. 9, el sucesor espiritual de Mega Man, y Shenmue 3, con el apoyo económico de Sony, hizo lo propio. ¿De verdad les era necesario?

Cerrar