Los grandes videojuegos olvidados de 2016

Los grandes videojuegos olvidados de 2016

El presente año está llegando a su evidente final y ha llegado el momento de ir echando la vista atrás y de ir haciendo balance de todo lo que ha ocurrido. Todas las temporadas tenemos la fortuna de disfrutar de una gran cantidad de videojuegos de mucha calidad, por lo que es inevitable que algunos de ellos acaben cayendo en el olvido por diferentes motivos: calidad insuficiente, mal momento para lanzarse, etc.

Es por ello que hoy queremos repasar contigo algunos de los grandes olvidados del presente 2016 antes de que lleguemos al nuevo año, un nuevo año que parece repleto de grandes lanzamientos. Algunos de estos títulos han sido injustamente olvidados, mientras que otros se lo han ganado a pulso por su baja calidad que no ha sabido mantener a los fans a lo largo del tiempo. ¿Cuáles añadirías tú?

Far Cry Primal

Uno de los motivos para haber olvidado a Far Cry Primal es su lanzamiento a principios de año, pero también que el juego no tuvo la repercusión que se esperaba. Ha sido mucha la producción de la saga de Ubisoft en los últimos años y, al igual que ha ocurrido con Assassin’s Creed, puede que la franquicia necesite un descanso algo mayor.

Quantum Break

Era uno de los grandes exclusivos de Xbox One para 2016 y acabó decepcionando por varios motivos. La ya famosa frase de “la naturaleza única” que impedía doblarlo al castellano es uno de ellos, pero hay que añadir que la serie de televisión no funcionaba tan bien como el videojuego y cortaba el ritmo. Pese a todo el título de Remedy consiguió de forma satisfactoria la mezcla de medios que buscaba.

Star Fox Zero

Los usuarios de Wii U han tenido pocos motivos para la alegría en este 2016. Nintendo ya estaba pensando más en Switch que en otra cosa y ha habido muy pocos lanzamientos exclusivos para el sistema. Star Fox Zero ha sido uno de ellos, pero se vio lastrado por su escasísima duración y por un apartado gráfico que no hace justicia a la potencia de Wii U.

Homefront: The Revolution

El primer Homefront acabó con THQ por su mal rendimiento en el mercado. Con The Revolution se quiso dar una segunda oportunidad a la saga, pero el resultado ha sido muy similar. Jugablemente pobre, gráficamente desfasado y, a fin de cuentas, olvidado desde el mismo día de su lanzamiento. Ha ido añadiendo contenidos con el paso del tiempo, pero ya era muy tarde.

Battleborn

Cuando te dicen que los creadores de Borderlands van a lanzar un nuevo juego prestas atención. Sin embargo, el concepto de Battleborn era prácticamente idéntico al de Overwatch y se lanzaron casi a la vez. Era un fifty-fifty, pero el videojuego de Blizzard consiguió llevarse el gato al agua y hundir en la miseria a un divertido Battleborn que ha estado desahuciado desde su estreno.

Paragon

Es cierto que la nueva obra de Epic Games aún no ha sido lanzada oficialmente, pero ya lleva muchos meses en fase beta abierta y el éxito no ha sido el esperado. Se trata de un MOBA free-to-play que, pese a su condición de juego gratuito, no ha conseguido ponerse a la altura de los grandes representantes del género. Quizá con su lanzamiento definitivo lo logre.

Layers of Fear

Tras varios años teniendo buenos representantes del género de terror, en este 2016 hemos tenido una producción bastante baja. Uno de los mejores títulos del año en este sentido ha sido Layers of Fear, que sin embargo no ha conseguido superar su estigma de juego de corte independiente y son muy pocos los usuarios que lo han olvidado. Si te gusta el terror deberías probarlo.

Deus Ex: Mankind Divided

La franquicia Deus Ex ha tenido gran recorrido en el mundillo y este año volvía con una nueva y esperada entrega. Ha sido todo un triunfo y el juego es imprescindible si eres fan del sigilo. No obstante y contra todo pronóstico, el juego cayó rápidamente en el olvido pese a estrenarse en un momento del año sin apenas competencia: el verano. El bueno de Adam Jensen no ha tenido el apoyo esperado.

Cerrar