Los “juegos activos” no hacen más saludable la vida de los niños, según un estudio

Se nos acaba de caer un mito, AlfaBetaJugones. Nosotros creíamos que los juegos "activos" en los que manejamos la acción con nuestro cuerpo gracias a sensores de movimientos o dispositivos similares, eran beneficiosos para nuestra salud. Pero un estudio del que se hace eco la agencia Reuters afirma lo contrario.

“El movimiento de los videojuegos activos puede aumentar el ritmo cardíaco, pero sólo brevemente. No lo suficiente para suponer una contribución significativa a los 60 minutos de ejercicio moderado con intensidad vigorosa que los niños necesitan en su infancia y juventud de forma diaria”, explica el Dr. Mark Tremblay, responsable de este estudio. “Tampoco ofrecen el aire fresco, la conexión con la naturaleza, la relación social y la vitamina D que ofrece el juego activo en la calle”.

Así pues, nos tocará salir a la calle a hacer ejercicio. Eso sí, los videojuegos de este estilo siempre nos servirán como complemento para ponernos en forma.

Publicaciones relacionadas

Cerrar