Los juegos intergeneracionales de PS5 sacarán el mayor partido de las funciones de la consola

Lanzados a la vez en PS5 y PS4, será en la next-gen donde realmente muestren lo que son capaces de hacer.

Aunque PlayStation 5 esté a punto de llegar ya a todos los territorios del globo, las exclusivas absolutas para la consola de Sony no van a estar totalmente presentes. Tenemos un Demon’s Souls Remake sublime, cierto; pero otros lanzamientos como Spider-Man: Miles Morales u Horizon: Forbidden West son totalmente intergeneracionales. ¿Significa esto que se limitará su potencial por el hardware de PS4? Jim Ryan ha hablado al respecto para dejar claro que no.

Los juegos intergeneracionales se han hecho desde cero pensando en PS5

En una interesante charla con The Telegraph, el CEO de PlayStation ha abordado el desarrollo de este tipo de proyectos. «Lo primero que tengo que decir es que las versiones de PS5 de estas experiencias se han construido desde cero para sacar partido a las ventajas que ofrece el set de funciones de PS5″, subraya Jim Ryan. Partiendo de ese punto, y dado que PS4 todavía tiene una base de jugadores inmensa, la compañía no ve problema en sacar dos versiones diferentes, una para cada consola. «No veo qué hay de malo en eso», destaca.

Juegos de PS5
Los juegos de PS5 podrían haber costado más caros.

Ryan también afirma que esta forma de abordar el desarrollo supone no marcar límites a las versiones para la nueva generación. De este modo, juegos como el nuevo Horizon se han diseñado pensando en exprimir la nueva máquina, al igual que la PS4 que todos conocemos. Un enfoque que puede suponer más esfuerzo para los equipos, pero que también implica más satisfacción para los jugadores. Veremos los resultados el año que viene, aunque antes nos toparemos con otras exclusividades como Ratchet & Clank: Rift Apart. ¿Se aplicará también esto a God of War: Ragnarok? Parece que podría llegar también a PS4.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar